Seguinos

Femenino

Pacífico y la apuesta por el femenino

Pacífico U17 F Campeón 2019

El 2019 fue un año de crecimiento y consolidación para Pacífico a nivel formativo en básquet femenino. Las U17 otorgaron el único título al club y llegaron a semifinales del Campeonato Argentino de Clubes. Convencidos de que el básquet no tiene género, redoblan la apuesta para este 2020.

Pacífico en busca de fortalecer las bases

Bruno Sagripandi Pacífico

Bruno Sagripandi con las U17

El trabajo del club de calle Charlone viene siendo constante en todos los aspectos: dirigentes, padres, entrenadores y jugadoras han tirado de la misma cuerda para fortalecer una de las canteras más nutridas del básquet femenino bahiense.

“Estamos convencidos que no sirve de nada el trabajo a nivel superior si no incentivamos las bases, por eso es fundamental que no solo Pacífico, si no todos los clubes comiencen a nutrir desde la escuelita la rama femenina”, nos cuenta Ariel Hosni, padre y miembro de la subcomisión de básquet menor del verde.

Los resultados positivos del año pasado acercaron a más chicas a practicar la actividad en el club logrando conformar categorías completas en U15, U17 y Primera, con posibilidades de jugar en U19 (se está evaluando si habrá competencia) y en escuelita, mini y U13 en formato mixto.

“Los padres y los dirigentes han trabajado mucho para que este año tengamos 15 chicas en U15, 10 en U17 y podamos formar todas las categorías” nos cuenta Bruno Sagripandi referente táctico y técnico de Pacífico.

El título logrado en U17 reconforta la labor que vienen realizando en este tiempo, pero la búsqueda de la mejora constante es el objetivo principal en este 2020.

“Tuvimos un 2019 muy bueno con el club. En el torneo local solo perdimos un partido y a nivel nacional también pudimos hacer un gran papel, perdimos con Lanús en semifinales del Argentino, que es un equipo muy fuerte y con Wilde, que en FEBAMBA pelean el campeonato siempre. Así que muy contenta con el rendimiento que tuvimos”, nos comenta Chabela García, una de las mayores promesas del básquet bahiense.

La infraestructura el escollo principal

Pacífico

La ampliación del William Harding Green

Las respuestas son recurrentes a la hora de hablar de las limitaciones con las que cuenta el básquet femenino en una ciudad donde la actividad masculina reina por sobre cualquier deporte.

Los clubes van intentando ampliar o modificar las instalaciones para poder dar respuesta a una demanda creciente de las chicas en cuanto a horarios y lugar de entrenamiento:

“El año pasado tuvimos mejores horarios para entrenar, pero el gran problema es ese, necesitamos mayor competencia para poder crecer deportivamente. Ahora noto que más clubes le dan lugar al femenino desde la escuelita y está bueno, pero necesitamos más lugar” sentencia Chabela García.

Desde la dirigencia son conscientes de estas limitaciones y han trabajado para poder darle un espacio acorde en horarios benevolentes a las jugadoras, por ello han ampliado el William Harding Green para disponer de dos canchas de manera lateral y así disponer de entrenamientos en simultaneo. Con respecto a esto Ariel Hosni nos comentaba:

“Entendemos que hay necesidades de lugar y ese es el mayor problema, el club lo comprende y por ese motivo es que se hizo la modificación para contar con dos canchas en simultaneo, se arreglaron los vestuarios y se compraron dos tableros de cristal que se pondrán pronto para ya activar dichas canchas, que si bien no tienen las medidas exactas de la tradicional nos sirve mucho por cuestiones de logística”.

Pacifico y el valor de la competencia

Maitena Vázquez una de las referentes de una camada plagada de talento

La competencia local del básquet femenino bahiense va creciendo poco a poco, pero quedarse con ello no es la idea de jugadoras, padres, entrenadores y dirigentes. Dominar a nivel local es bueno, pero el crecimiento deportivo se encuentra en el roce con mejores equipos, como bien marcaba Chabela García más arriba.

“Cuando salimos a competir a nivel provincial y nacional nos dimos cuenta de las limitaciones. Más allá de que en U17 obtuvimos buenos resultados, nos dimos cuenta que falta mucho para codearnos con la élite”, nos comenta Bruno Sagripandi.

“El nivel físico y la intensidad es diferente y para eso se necesita de mejora en entrenamiento en complementos para las chicas y varias cuestiones que poco a poco el club quiere ir incorporando tanto en nutrición, psicología deportiva y demás”.

La idea es competir nuevamente fuera de la ciudad este 2020 en U15 y U17 con el objetivo de que las más chicas puedan jugar contra equipos femeninos (el U15 en Bahía se enfrentan tanto con hombre como con mujeres) y las U17 replicar la buena actuación del año pasado y seguir sumando rodaje competitivo.

“Estoy tratando de buscar nuevas metas y experiencias para este año y espero que podamos repetir lo que hicimos el año pasado” finaliza Chabela.

Los padres y dirigentes entienden que el crecimiento deportivo de las jugadoras se logra con la evolución del torneo local y con la competencia a nivel regional y nacional, aunque para ello se requiera de un esfuerzo económico grande.

“El club nos apoya y los padres hacen un esfuerzo grande trabajando en rifas y demás eventos para poder solventar los viajes. Las tres patas (dirigentes, padres y entrenadores) saben que es la mejor opción para el crecimiento de deportivo y tratan de afrontarlo con un gran trabajo”, remarca Ariel Hosni.

Los complementos necesarios

Pacifico U17 vs Sol de Mayo

Chabela García en el último Argentino de Clubes

Pacífico este año pone a disposición tanto de chicas y chicos un preparador físico que va a trabajar tres veces por semana con quien quiera hacer complemento de su trabajo táctico y técnico. Además, se planean varias charlas que sirven como refuerzo en temas referentes a la nutrición y la psicología deportiva.

En 2019 Active Rehabilitación Funcional dio una capacitación tanto a varones como a mujeres y se planifica repetir para este año seminarios informativos de esta índole.

El trabajo en básquet femenino va creciendo día a día, Pacifico es una muestra de como la actividad va ganándose un lugar y como bien remarca Hosni y quedó claro en la última reunión de clubes de femenino en la ABB, esto es un trabajo de todos los involucrados en la actividad.

Fortalecer la base de la pirámide con las más chicas, tiene que ser una prioridad, para que luego se vean reflejados los resultados a nivel competitivo.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Femenino