Seguinos

Clubes

La vuelta a los entrenamientos de Leandro N. Alem

Leandro N. Alem

Bajo los estrictos protocolos propuestos por la ABB y aprobados por el Municipio, Leandro N. Alem volvió a los entrenamientos luego de cinco meses trabajando desde sus casas.

“Tenemos la suerte que el club pudo cumplir con todos los requisitos. Hay gente en la puerta que toma la temperatura y sanitiza a cada uno que entra, a la cancha solo ingresan los cuatro jugadores, el entrenador y esta persona en la entrada, tenemos un balón para cada jugador y todo lo estricto del protocolo. Somos los que más queremos continuar en cancha, sabiendo que cualquier brote vuelva para atrás” nos comenta Mauro Polla, entrenador de la institución.

Sin lugar a dudas, la posibilidad de volver a abrir las puertas es un alivio y satisfacción para cualquiera de los 22 clubes de la ciudad. Los chicos volvieron a tener contacto con el balón en su lugar cotidiano, con la responsabilidad y cuidados para poder seguir en esta modalidad.

“Si bien entrenamos todos los días de la cuarentena vía Zoom, el cambio es muy notorio, por más que cada uno esté en su cuarto de cancha. Los desplazamientos, los saltos, las intensidades, son muy distintas. También la motivación de ellos, que los lleva a intentar correr más. Y si obvio que en la gran mayoría se notan esos cinco meses de inactividad más pasiva” señala Polla.

Además, el ex entrenador de Independiente y Bahía Basket, entre otros, remarca lo importante que es este retorno también para los entrenadores.

“Es vital. Es el ámbito de trabajo nuestro, el lugar para el que nos preparamos y nos formamos. Si bien todos intentamos hacer lo mejor vía remota, nadie nos capacitó para entrenar en una pandemia por internet. Se buscaron alternativas para no perder el tiempo, pero era importantísimo volver, que tengan la pelota en la mano y la sonrisa de felicidad en la cara”.

Esta nueva normalidad llevó a los entrenadores a reinventarse en dos momentos. Primero la incursión en el mundo tecnológico y las nuevas herramientas para entrenar cada uno desde sus casas. Y segundo el planeamiento (distinto al habitual) de estas primeras semanas por la prolongada inactividad de los chicos.

“Estos primeros días lo estamos haciendo muy gradual. Hacemos hincapié en que los chicos vuelvan a disfrutar de estar en una cancha, las exigencias nuestras no pasan por ser fuerte, rápido o eficaz, sino que hay que readaptar movimientos que hace cinco meses se hacían de otra forma. Es una progresión muy paulatina”.

Por último, el entrenador principal de Leandro N. Alem no se desespera por la vuelta a la competencia, ya que el objetivo principal del proyecto no pasa solo por los torneos: “el proyecto de Alem está basado en el crecimiento y desarrollo de los mas jóvenes. Por lo tanto, hoy no pensamos en la competencia, el objetivo es ser un poco mejor cada día. Después cuando se levante la competencia bienvenida sea”.

Foto: club Leandro N. Alem

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes