Seguinos

Especiales

Ginóbili campeón de la Euroliga, a 18 años del título

Ginobili campeón Euroliga

Este viernes 10 se cumple un nuevo aniversario del campeonato logrado por Emanuel Ginóbili en la Euroliga 2001. Aquel Kinder Bologna se impuso sobre Tau Cerámica, por 82 a 74 en el juego definitorio. Además, el equipo español tuvo la presencia de los argentinos Fabricio Oberto y Luis Scola.

Cinco juegos fueron necesarios para que Kinder Bologna (3-2) consiguiera el máximo título europeo, antes del paso de Manu a San Antonio Spurs. Tau Cerámica era el hoy conocido Baskonia, y contaba con dos refuerzos de lujo en la pintura: Scola y Oberto.

En esos tiempos, el bahiense ya reflejaba una gran proyección y una posible carrera basquetbolística que daría que hablar. Sin embargo, ni el mismo Ginóbili tenía total consciencia de eso. De hecho, esta fue su declaración tras lograr el título de Euroliga: “Este es el mejor día de mi carrera. Estoy tan feliz, no por el trofeo de MVP, sino por nuestra victoria de equipo. Quiero agradecer a todos mis compañeros y entrenadores por la oportunidad de vivir este momento fantástico. Cuando jugás para este equipo, siempre tenés que pensar que lo estás haciendo por el primer puesto, nunca por el segundo. Sin embargo, nunca pensé en algo así en el inicio de temporada. No puedo creer que soy el MVP y no sé si me lo merezco. Este es un equipo sin estrellas, cualquier jugador puede tomar los tiros decisivos”.

Claro que la palabra de Emanuel quedó en ese 2001. Para él, todo fue mucho más grande con el paso de los años, pero su presente con Kinder Bologna lo ponía por encima de sus propias expectativas.

Ese partido, que valió el campeonato, Manu fue una de las piezas importantes con 16 puntos, 4 rebotes y 6 asistencias. Una actuación resonante. El equipo italiano comenzó su despegue desde el segundo cuarto y mantuvo la distancia durante el último segmento para conseguir la coronación. Por el otro lado, Oberto tenía mucho más protagonismo que Scola. Incluso, el cordobés fue inicial y sumó 15 puntos, mientras que Luis aportó 7 y 4 tableros.

En ese momento Manu no lo sabía, pero fue el primero de una catarata de éxitos deportivos. Ginóbili, igual que un bebé, se levantaba y comenzaba a caminar. Sólo que sus pasos lo fueron más de lo que cualquiera podía imaginar, y se convirtió en el mejor deportista de la historia de nuestro país.

MIRÁ EL PARTIDO COMPLETO

LAS MEJORES JUGADAS

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales