Seguinos

Especiales

Alfredo Monachesi, a 42 años del anuncio de su retiro

Alfredo Monachesi

Hace 42 años, Alfredo Monachesi anunciaba su retiro de la práctica oficial del básquetbol tras el partido en el cual su club, Olimpo, se consagraba campeón de primera 1979, al vencer a Estudiantes en la segunda final por 95 a 90. Esa noche Alfredo anotaba sus últimos 20 puntos.

Repasamos la historia de un hombre de puntos importantes y de momentos definitorios.

Nacido en Santa Fe un 30 de mayo de 1946, Alfredo Adrián Monachesi fue adoptado por Bahía Blanca cuando recaló en el Club Olimpo. Con 20 años debutó con la Selección de su provincia y en 1968 (con 22 años) tuvo su primer torneo internacional con la Selección Argentina en el Sudamericano de Asunción, donde conoció a Lito Fruet y Beto Cabrera.

“Particularmente para mí era el complemento justo que necesitábamos en Olimpo. Un jugador de privilegio para el club, la selección de provincia y para la Selección Argentina”, recordaba Lito Fruet en diálogo con Olimpo Basket.

ALFREDO MONACHESI, MULTICAMPEÓN CON OLIMPO Y BAHÍA

“Cuando tuve la suerte de venir a Olimpo era en época ganadora, se jugaba realmente por el club. Éramos todos amigos, terminábamos de jugar y hablábamos solo de básquet”, cuenta Mona.

Al año siguiente de su llegada, el club aurinegro conquistó el primero de los ocho torneos locales que obtuvo con Olimpo (1970, 1971, 1972, 1973, 1977, 1978, 1979 y 1981).

Alfredo Monachesi

En la temporada de 1974 y en la de 1975 fue el máximo goleador del torneo con 369 y 420 puntos respectivamente.
También fue uno de los máximos responsables de que Olimpo lograra el campeonato argentino de 1974. En la final frente a Obras fue el goleador del partido con 25 puntos, y con un 1/2 en libres sobre el final, más un cachetazo de Cicarelli en el rebote del segundo, sentenció la victoria final 74 a 73.

“En la ciudad había un clásico que era Olimpo vs. Estudiantes y la gente vivía y dependida de eso. Si a esa pasión se le sumaban los triunfos de la Selección de Bahía y de Provincia la gente se revolucionaba”, agrega.

En paralelo, Alfredo Monachesi integró los mejores equipos de Bahía Blanca y de Provincia de Buenos Aires.
Junto a Fruet, Cabrera, De Lizaso, Cortondo y compañía, llegó a la final en los nueve Provinciales que disputó, de los cuales ganó 7 (1970, 1971, 1973, 1974, 1975, 1978 y 1979) y fue subcampeón en dos (1972 y 1977). Es el cuarto máximo ganador de torneos provinciales en la historia de Bahía Blanca.

EL PARTIDO SOÑADO

Alfredo Adrián Monachesi fue parte del plantel de Bahía Blanca que logró el histórico triunfo sobre Yugoslavia el 3 de julio de 1971, día en que se inauguró el gimnasio Norberto Tomás, del club Olimpo.

Un combinado de una ciudad contra la selección que había sido campeona mundial de básquet en un torneo jugado un año antes en la hoy eslovena ciudad de Ljubljana.

“Los sorprendimos. No recuerdo que haya sido un partido sucio, para nada. Físico, con mañas, claro; como se juega al básquet. Ellos protestaron algunas jugadas, pero no mucho, tampoco”, recuerda Monachesi a La Nación.

La síntesis

Bahía Blanca (78): Alberto P. Cabrera, 18 puntos (salió por cinco faltas); José I. De Lizaso, 15; Adrián Monachesi, 19; Jorge Cortondo, 7, y Giorgio Ugozzoli, 9 (formación inicial); Roberto Ojunián, 1; Adolfo Scheines, 3; Raúl Alvarez, 2; Jorge Mac Donald, 4, y Roberto Requi, 0. DT: Bill Américo Brusa.

Yugoslavia (75): Radivodje Zivkovic, 5; Dragan Kapicic, 24; Peter Marter, 0; Nikola Plecas, 14, y Damir Ivkovic, 2 (formación inicial); Dragusin Cermak, 12; Blagoje Georgijeveski, 0; Vinko Jelovac, 18; Stanislav Bizjak, 0; Zarko Knezevic, 0; Davor Rukavina, 0, y Mireljub Damjanovic, 0. DT: Ranko Zeravica.

Árbitros: Juan Sastre y Francisco Lombardo.

Cancha: Norberto Tomás, de Olimpo.

SU PASO POR LA SELECCIÓN ARGENTINA

Alfredo Monachesi debut en la Mayor en el Sudamericano de Asunción 1968.

En 28 partidos disputados que incluyeron el Sudamericano de Montevideo en 1969, donde Argentina fue campeón y el Mundial de 1974 en Puerto Rico, Mona anotó 304 puntos.

“Nada se compara con un Mundial, más allá de un Juego Olímpico, pero nunca estuve”, explicó a el diario La Nueva.

 

Además de jugar ocho años en la Selección, se convirtió en profesional en el Libertas Brindisi de Italia.

La primera temporada fue buena deportivamente a pesar de no haber podido lograr el ascenso. Su extranjero figura se lesionó sobre el final y la derrota en los últimos dos partidos les costó el campeonato.

Ya para el siguiente año eliminaron la ficha de oriundo, ampliaron los cupos a dos extranjeros y se acotaron las posibilidades. Si bien tuvo algún llamado de Fiorentina y de Venecia, sus 31 años lo vinculaban más cerca de su familia y su casa que del básquet profesional.

“Esa experiencia fue, salvando las distancias, como venir a Bahía. Fui a vivir del básquet y para el básquet. Todos los meses me depositaban el sueldo, que era mayor al que ganaba acá como empleado; tenía mi departamento, mi auto… Fue una experiencia muy linda”, resaltó.

EL REGRESO A CASA

Un día volvió a Olimpo para seguir cosechando campeonatos. En 1978 obtuvo el segundo torneo argentino en Santiago del Estero.

Ya en la temporada de 1979, luego de ganar el torneo local con Olimpo, el 23 de diciembre anunció su primer retiro.
Volvió en 1981 para ganar otro campeonato en el ámbito local y cuando parecía definitivo su final, en 1984 volvió a las canchas, pero esta vez con la camiseta de Independiente. A sus 38 años jugó el torneo de segunda con el “Viola”, y como no podía ser de otra manera, terminó logrando el ascenso.

Alfredo Monachesi, supo ocupar un lugar difícil en el básquet y la vida, el del socio laburante y talentoso, al costado de los reflectores. Supo ganarse el corazón de los bahienses y de los amantes de la naranja.
Un hombre callado, pero inolvidable, esos que no deberían faltar en ninguna cancha y menos en la vida.

Fotos: La Nueva.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales