Seguinos

Selecciones

Selección: recuerdos del bronce olímpico

Selección Manu Oveja

El cierre de los Juegos Olímpicos de Tokio, coincide con el recuerdo del inicio de los Juegos de Beijín, donde la selección comandada por Sergio Hernández en el banco y Manu Ginóbili en cancha, obtendría su segunda medalla consecutiva.

LA SELECCIÓN DE BRONCE Y ALMA DE ORO

No era fácil renovar los logros del 2004. Rubén Magnano había dejado el cargo de orientador nacional en manos del bahiense Sergio Hernández, la baja de Pepe Sánchez y Alejandro Montecchia en la base dejaba paso a Pablo Prigioni y la renovación interior se hacía ver con Román González y Pipa Gutiérrez.

La Selección Argentina se había clasificado a los juegos de Beijín realizado un excelente torneo en Las Vegas un año antes de los juegos de Beijín. El clasificatorio había demostrado que solo USA Basketball estaba por encima del conjunto nacional.

El golpe dado a los norteamericanos en el 2004 había dejado una huella indeleble que los propios estadounidenses reconocían. Por este motivo, no hubo prácticamente bajas de la elite de la NBA en busca de la revancha de Atenas, además de reformar toda su estructura con la llegada de Jerry Colangelo en los despachos y Mike Krzyzewski.

La selección logró el pasaje a los juegos en territorio norteamericano cayendo en la final del torneo ante el local, que había presentado un equipo muy poderoso, encabezado por LeBron James, Kobe Bryant y Carmelo Anthony.

De cara a los Juegos Olímpicos de Beijín se hizo una preparación de larga duración que incluyó el Torneo Diamond Ball en China, donde Argentina se impuso ante seleccionados del calibre de Serbia (último campeón) y Australia.

EL CARACTER SE IMPUSO EN BEIJÍN

La fase de grupos no era un camino de rosas para la Selección Argentina, que debería verse las caras con Lituania, Australia, Croacia, Rusia e Irán.

El debut no fue el esperado, con derrota ajustada ante Lituania, pero a partir de ese momento, la albiceleste recuperó el juego, venció de manera consecutiva a los conjuntos europeos y despachó a Irán. Incluso, tuvo una notable victoria ante Rusia con la ausencia de Fabricio Oberto, para cerrar la clasificación a cuartos de final.

Como en Atenas, el rival fue Grecia, en otro duelo a cara de perro que terminó con la victoria de los de Hernández 80 a 78.

Los europeos vendieron cara la derrota, pero no pudieron hacer nada contra los 24 puntos de Manu Ginóbili y la excelente defensa de Pablo Prigioni, que cerró el partido con seis robos.

Así como se repitió rival en cuartos, ocurrió lo mismo en semifinales. USA Basketball se pudo tomar revancha de lo ocurrido cuatro años antes y venció a la selección 101 a 81.

La derrota no fue tan dolorosa como perder a Manu Ginóbili para el juego por la medalla de bronce. Una lesión en el tobillo en el duelo contra los norteamericanos, ponía un manto de dudas sobre las posibilidades del equipo nacional contra un rival que ya lo había derrotado en la fase de grupos.

Con Nocioni en una pierna, la baja de su mejor jugador y un rival del calibre del Europeo tenía que aparecer algo extra en aquellos actores secundarios que eran parte del plantel.

De esta manera y con la presión encima, Leo Gutiérrez anotó 11 puntos con 3/5 triples y repartió dos asistencias aquella noche, mientras que Paolo Quinteros, también anotó 11 puntos (3/4 triples)  bajó 5 rebotes y repartió 2 asistencias. Estas actuaciones fueron un bálsamo para la selección nacional.

Con el apoyo de los secundarios, los actores principales salieron a relucir de la mano de un monumental partido de Andrés Nocioni, sobre todo en el costado defensivo, hostigando a los mejores jugadores del rival y cargando con una tendinitis en su rodilla izquierda.

El santafesino anotó 14 puntos, bajó 8 rebotes y robó 4 bolas, acompañado de su coterráneo Carlos Delfino, con 20 pts. Ambos, factores determinantes para liquidar cualquier esperanza Lituana.

El triunfo 87 a 77, fue una de las grandes actuaciones históricas de la generación dorada que aseguró, de esta manera, su segundo podio olímpico consecutivo y colocó al conjunto de Sergio Hernández en los anales de la historia.

Reviví el partido por el bronce

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Selecciones