Seguinos

Especiales

Rubén Ariel Scolari, ejemplo de entrega y perseverancia

Ariel Scolari

Un 25 de septiembre pero de 1966 nacía en la ciudad de La Plata Ruben Ariel Scolari, símbolo de Olimpo en la Liga Nacional y primer argentino en jugar en España.

Por su personalidad, sus 2.06 metros de altura y su innegable pasión al deporte (jugó hasta los 46 años), “Scooby” se ganó un lugar en la historia del básquet nacional.

De La Plata a Bahía para jugar Liga Nacional

Sus inicios en el básquet estuvieron vinculados a la lógica de su altura. Se formó en Universal y desde calle 25 partió rumbo a Bahía Blanca en 1984 para jugar la primera Liga Nacional con la camiseta de Olimpo.

Vistió la camiseta de la Selección Argentina en 1987 ganando el título sudamericano. También participó en el Mundial de 1990 (primer platense en jugar un mundial de básquet) y enfrentó al Dream Team en 1992. 

Ariel Scolari

Con la camiseta aurinegra jugó cinco temporadas. En su última antes de partir a Europa logró un récord que aún se mantiene vigente.

El 11 de mayo de 1989 se enfrentaban en el Norberto Tomás Olimpo y Atenas. El partido tenía su atractivo en la previa porque enfrente estaba el bicampeón de la categoría y porque se daba el debut de Willie Scott, el base extranjero que supo brillar con la camiseta de Estudiantes.

Esa misma noche, Scolari le rindió tributo a su capacidad física y su entrega bajando nada más y nada menos que 30 rebotes (24 defensivos y 6 ofensivos) siendo todavía un récord en la Liga Nacional. Además aportó 10 puntos en 40 minutos de juego.

En conversación con La Nueva, Ariel comentaba lo siguiente: “Yo siempre hice ejercicios tradicionales de rebotes: tres debajo del aro y nos cagábamos a piñas para hacernos más duros. Tenés que ir al roce continuamente. He llegado a jugar partidos con costillas fisuradas o dedos rotos”.

Scolari, primer argentino en jugar en España

Sus buenas actuaciones en la Liga Nacional lo llevaron a transformarse en el primer argentino no nacionalizado en jugar en España.

El Juver Murcia lo fichó para ascender a la ACB. Lo contrató como extranjero y desde el minuto uno “Scooby” se gestionó su nacionalización. Pero este proceso no culminó y antes de acabar la temporada fue cortado por un americano, Mike Phillips, aunque permaneció en la disciplina del Juver a la espera de su nacionalización.

En la temporada 90/91, ya en la ACB, el Juver tenía como estrella al estadounidense Mark McNamara. Éste se lesionó y Scolari fue dado de alta sólo para un partido. Fue su debut en la ACB ante el Orense donde aportó 6 puntos, 7 rebotes y tuvo que salir por 5 faltas en 20 minutos de juego.

Tras ese partido, regresó a Argentina, porque no pudo completar su proceso de nacionalización.

Ariel Scolari

La vuelta al país y su retiro a los 46 años

Luego de su fallido paso por España, Scolari siguió jugando en la elite del básquet nacional. Volvió a Olimpo en 1991 y pasó por Boca Juniors (1992), Olimpia de Venado Tuerto (1993), Deportivo Roca (1994) y Peñarol (1998).

Jugó dos años para el conjunto marplatense en la Liga Nacional y anunció su primer retiro. Decidió irse a España para trabajar de pintor.

Su pasión y amor por el básquet hizo que volviera en 2004 a Olimpo para jugar el torneo local. Salió campeón de Primera División en 2004, 2005 y 2007; y subcampeón en 2006. También tuvo un breve paso en la Liga Nacional ese mismo 2007 con la camiseta de Estudiantes a los 40 años.

Y luego de jugar su última temporada en 2012, al siguiente verano anunció su retiro ya con 46 años. 

«Seguiré jugando pero de otra manera. Voy a incursionar en la Maxiliga, más tranquilo. No más torneo local. Está totalmente decidido» dijo en aquella época en entrevista con La Nueva.

“El básquet es una pasión de muchos años. En general soy apasionado con todo lo que hago. Lo que me gusta le meto pasión, investigo… La vida para mí es así” agregó, describiendo a la perfección su propio perfil de jugador obrero y consistente. 

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales