Seguinos

Femenino

Royel Maurer logró el bronce en los FISU América

Royel Maurer

Los FISU América Games disputados en México dejaron a Royel Maurer Bermejo con la medalla de bronce en sus manos y la experiencia de haber vestido los colores del seleccionado nacional.

ROYEL MAURER Y EL TERCER PUESTO EN LOS FISU

Royel Maurer

Royel Maurer (7) junto a sus compañeras festejando el bronce

Hablamos con Royel Maurer Bermejo, jugadora de la Primera de Estudiantes y recientemente recibida de Ingeniería Civil, que nos cuenta la experiencia en los FISU América Games, competencia que nuclea a las universidades del continente en modalidad panamericana.

La segunda edición de estos Juegos Panamericanos Universitarios iba a realizarse en 2020, pero la pandemia obligó a su postergación. La Federación del Deporte Universitario Argentino (FeDUA) contó con representantes de ocho disciplinas entre ellas el básquet en modalidad masculina y femenina.

El combinado nacional derrotó a Brasil en el juego definitorio por el tercer puesto y se quedó con el bronce en Mérida México. Royel Maurer nos cuenta su experiencia en el torneo:

«Este año viene siendo maravilloso para mí. Me recibí de Ingeniera y ahora cerrarlo con una medalla y la selección universitaria es increíble. Tener algo físico (la medalla) para recordar estos momentos vividos es especial, fue algo muy lindo el poder vestir los colores del país y haber pasado por esta experiencia que no me voy a olvidar nunca».

¿Qué momentos crees que fueron los más importantes?

«El momento clave para mi fue el haberle ganado a Brasil en la fase de grupos, no solo por el hecho que es Brasil y lo que representa en cuanto a rivalidad, si no porque también nos cambió la cabeza para saber que podíamos».

«Los chicos del masculino fueron muy importantes para nosotras. Nos apoyaron todo el tiempo y eso nos dió confianza. Se formó un grupo re lindo y nosotras también estuvimos con ellos todo el tiempo apoyando. Esa unión entre ambos equipos fue fundamental para sentirnos acompañadas».

¿Cuál fue tu rol en el equipo y qué le aportaste desde el juego?

«Mi rol en el equipo fue de tiradora y ayudar al traslado de la pelota y, en el costado defensivo, tuve que lidiar con jugadoras de más talla. Ya es algo que hago en Estudiantes, pero acá en el Panamericano había jugadoras que me doblaban en altura».

«Pude hacer cosas para ayudar al equipo, como poner bloqueos y sacar de la pintura a las jugadoras grandes. Esto lo tomo como un crecimiento en lo individual».

Royel Maurer

Royel Maurer en pleno lanzamiento

¿Cómo viste el nivel del torneo y qué cosas te sorprendieron de la competencia?

«Fue un torneo muy físico, los jueces dejaban jugar mucho, el roce era constante. Ese aspecto es algo que rescato porque fue un aprendizaje. Antes por ahí no iba tanto al roce y acá no me quedó otra que hacerlo y aprender a lidiar con eso».

«Mi rol era desde la banca. Tuve buenos pasajes cada vez que me tocó entrar, me hubiese gustado jugar más, pero hay que entender que cada una tiene un rol y había que aplicarse para dar siempre una mano. Me voy conforme porque pude anotar, tuve buenos momentos de juego. Estoy conforme y contenta con mi desempeño».

«El nivel del torneo era muy parejo y el caso de EEUU era especial, porque era el equipo de la universidad de Providence que juega todo el año junto y eso, quieras o no, es una ventaja porque se conocen de memoria y nosotras nos juntamos con poco tiempo a entrenar todas juntas».

«Nos faltaba entrenamiento en conjunto y eso se notó en la dinámica del equipo al principio del torneo, tanto en los pases como en saber cuales eran las fortalezas de mis compañeras. Pese a eso, el nivel fue muy parejo».

¿Te sorprendió algo de los rivales que enfrentaron?

«Todos los equipos tenían una pivot de altura extraordinaria y era una norma en casi todos los que participaron del campeonato. Ahí tuvimos que redoblar esfuerzos porque había jugadoras muy grandes y nuestro equipo carecía de altura».

¿Qué es lo que rescatás de esta experiencia a nivel internacional?

«Esto fue algo que no me lo esperaba. No era un objetivo en mi vida, por lo que al haberse dado como se dió, me llenó de orgullo, emoción y me cargó de ganas para seguir mejorando como deportista».

«Además, este torneo me dejó muchas enseñanzas en aspectos del juego que tenía que mejorar, como el defensivo y el de intensidad».

¿Y ahora? ¿Cuáles son los objetivos?

«Ahora tengo la cabeza puesta en Estudiantes, quiero ganar el torneo local. El año pasado llegamos a la final y no pudimos. Hace muchos años que jugamos juntas y queremos tener la chance de coronar con un campeonato», finalizó Royel Maurer.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Femenino