Seguinos

Especiales

Roberto Juanpataoro: el básquet como modo de vida

Cualquiera que conozca la historia del básquet bahiense  podrá reconocer en Roberto Juanpataoro a uno de sus jugadores más constantes. Su paso por Estudiantes estuvo plagado de títulos en divisiones formativas y en primera división, acompañando a grandes equipos albos y siendo partícipe de aquel primer equipo de Liga Nacional.

Tuvimos la suerte de hablar con él y les traeremos un extenso reportaje hablando de todo su recorrido, que comienza a fines de los 60 y todavía no ha culminado, siempre con la pelota naranja como conector, desde su acercamiento al Club de sus amores (Estudiantes) pasando por su periplo por el básquet de la región, su retiro tempranero, su reconvención en director técnico y su actualidad en el Maxibásquet.

En esta primera entrega, nos acercaremos al Roberto jugador: sus inicios hasta  llegada a Primera División, su paso por las selecciones bahienses y todas sus vivencias plagadas de básquet y amor por este deporte.

Roberto Juanpataoro: «me enamoré del club Estudiantes»

Yo vivía en Undiano al 500, a la vuelta del club Barracas. Estaba con mis amigos siempre en el club, jugando al fútbol y divirtiéndome con los chicos hasta que, en el verano del ‘69, cuando tenía 9 años empecé a ir a por la pileta al club Estudiantes.

¿Hiciste natación?

Entrené en el equipo de natación con Irene Donari. Estuvimos tres meses entrenando (la pileta era al aire libre) hicimos algunas competencias y una vez ahí, me enganchó el club.

¿Específicamente el básquet cuándo?

En febrero de 1970 arranqué en la escuelita de básquet. Con el profe Roberto Ríos, ahí empecé a aprender los primeros fundamentos y a introducirme en el deporte. A partir de ahí ya no paré hasta la actualidad.

¿Qué fue lo que te llevó a pasar de la natación al básquet?

La verdad es que me enamoré del club. Estudiantes estaba a 10 cuadras de mi casa,  mis vecinos jugaban ahí y tenía mucha vida social y actividades. Me ofrecía hacer distintos deportes no solamente básquet.

Roberto Juanpataoro

Roberto en Estudiantes

¿Recordás tu primer partido oficial?

Fue en 1970 en cancha de Alem, en la categoría que hoy sería mini y por ese entonces era pulguitas.

Tuviste una trayectoria por inferiores plagada de éxitos (10 títulos desde 1972 a 1981)

Los años pares salimos campeones desde el 72 al 81. Lo que ocurría es que se juntaba en nuestro segundo año, con la camada que venía inmediatamente detrás de nosotros que era muy buena: Jorge Faggiano, Carlos Sola, Gustavo Baffiggi, Omar Toranzo y Juan Phordoy. En la mía estaba Diego Rozas Dennis, José Luís Becchina y Guillermo Marrón.

¿Cómo fue el paso de Pulguitas a Infantiles? Porque no había Pre-infantiles (U13 actual) en esa época

No fue muy traumática porque la verdad que después de jugar en los aros chicos, íbamos a tirar a los grandes con la pelota 5 de cuero, así que no se nos complicó tanto.

¿Cómo fue llegar a la selección de Bahía? ¿Recordás tu primera convocatoria?

Fue con la Selección de Mini, para el Provincial de Zárate en 1970. Estuve en todas las que se formaban en esa época. Marcelo Allende era el más determinante en mi camada y Jorge Faggiano, ya desde los 16 mostraba que iba a ser un diferente.

El paso a Primera te llegó de muy joven

Las circunstancias fueron raras, porque hubo un cambio dirigencial y muchos jugadores migraron: Cabrera se fue a Gimnasia de La Plata, Jaime y Adolfo Scheines a Náutico Hacoaj y Raúl Alvarez a Liniers. Ahí nos subieron de Cadetes mayores a Primera y jugamos todo el Ciudad de Bahía Blanca. Cuando terminó el torneo, los dirigentes del club pusieron a un lado sus diferencias y volvieron todos los que se habían ido.

En la temporada 1984/85 estuviste en el primer plantel de Estudiantes en la Liga Nacional ¿Cómo fue el salto al profesionalismo?

Más que nada fue mental. Pasar a entrenar doble turno, a tener mayores responsabilidades. En esa Liga de Transición nos encontramos con jugadores americanos que habían sido drafteados en la NBA, y otros nacionales de excelente calidad.

¿Qué fue lo primero que te sorprendió?

Claramente la calidad de los jugadores. La diferencia física y técnica era muy grande. No estábamos acostumbrados a enfrentar a jugadores tan altos y técnicos. Aunque ya habíamos tenido un primer contacto cuando disputamos los Nacionales de clubes junto con Olimpo, que se trajeron americanos para reforzar.

*En esa Liga de Transición Estudiantes terminó en la cuarta posición, Olimpo séptimo y Pacífico décimo.

Al año siguiente no quedaste en el plantel ¿Cómo continuó la carrera de Roberto Juanpataoro?

En el ‘84 me recibí (Agrimensor en la UNS, jugué esa temporada en la Liga y al año siguiente no me tuvieron en cuenta así que me fui a jugar a Huracán de Necochea lo que sería el TNA con Fernando Literas, Ruesga y Omar Toranzo.  Después tuve un paso por Huracán de Tres Arroyos, donde fui con Alejandro Navallo, Omar Toranzo, Renzo Passetti.

¿Volviste a Bahía en el 88?

Se había armado un lindo equipo en Villa Mitre para jugar por el ascenso al TNA. Era un conjunto bastante heterogéneo: Ramón Priore, Claudio Quetí, Eduardo Dichiara, Passetti, Milano y los chicos del club.

¿Cómo fue esa experiencia en el tricolor?

En ese torneo ascendían tres equipos y nosotros nos metimos dentro de los tres después de un año realmente maratónico. Se jugaba con extranjeros y nosotros para el hexagonal final nos reforzamos con Jorge Fernández, que era de Villa Mitre, pero estaba jugando afuera. Logramos el ascenso, aunque lamentablemente no se pudo jugar porque se le requerían muchas cosas para participar y la situación económica no era la mejor. Una pena realmente.

*Hasta aquí llegamos con la primera entrega de la entrevista con Roberto Juanpataoro, en la próxima seguiremos viajando por la región en dónde continuó su carrera, los modos de entrenamiento, los sacrificios por los viajes y muchos más

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales