Seguinos

Clubes

Pacífico vuelve a su renovado William Harding Green

Pacífico

Pacífico es una de las canteras ineludibles del básquet femenino de la ciudad y ha vuelto a los entrenamientos bajo los protocolos de ABB y el municipio de Bahía Blanca.

PACIFICO SE PREPARA PARA LO QUE VIENE

Pacífico

Los aros laterales y la ampliación del parquet

Bruno Sagripandi entrenador de las categorías formativas y la primera división femenina habló sobre los desafíos con los que tuvieron que enfrentarse en tiempos de aislamiento y distancia social obligatoria, además, lo que significó la vuelta al renovado Harding Green.

“Fue muy difícil para todos lo clubes. Lo fundamental para nosotros fue mantener la conexión con las chicas y los chicos. Creo que eso fue clave en esta situación de aislamiento que tuvimos al principio y después con el inicio de la actividad”.

El entrenador fue muy claro a la hora de definir cuales fueron las prioridades en el momento de alejarse del parquet de manera obligatoria.

Entrenamiento

«Los aros laterales y la ampliación contribuyen para la aplicación del protocolo» dijo Sagripandi

“Con las chicas fue muy difícil en un comienzo porque no todas se podían conectar porque la escuela también era un requerimiento para ellas de manera virtual. Lo primero que traté es que no se corte la conexión, consideraba que la presencia nuestra y del club tenía que estar presente”.

“Tratamos que las cosas que ejercitamos vía Zoom sean amenas para que ellas pudieran también romper un poco con la dinámica negativa de la situación. Ya con la vuelta a la cancha cambió porque volvieron casi todas con muchas ganas de poder estar en contacto con la cancha y sus compañeras, pese a los protocolos que debemos manejar”.

La reconversión en esta nueva realidad es algo que hemos visto en todos los clubes de la ciudad, Pacífico no escapa a esta situación e intenta reconvertirse para mantener la actividad y lograr que no se pierda el lazo conectivo entre los profes y las jugadoras.

“En el tiempo que estuvimos haciendo cosas online, se ejercitó la cuestión del dominio de balón, dribling y todo lo que se podía hacer en la casa sin los aros y dentro de las limitaciones existentes. Un día a la semana hacíamos particularmente físico para poder mantener el estado para prepararse al momento de la vuelta a la cancha”.

“Con el tema de que no podemos entrenar con contacto tenés que adaptarte a una modalidad que es extraña pata todos, por lo que hay que tener mucha inventiva para ir variando los contenidos y los ejercicios que vas a hacer para que sea más dinámicos. Ya tener el aro es una ventaja importante, pero al no tener contacto tenés que buscar alternativas para ir fortaleciendo determinado aspecto técnico que quieras trabajar”.

“Nuestro objetivo en Pacífico como entrenadores es de formación y a largo plazo, pero teniendo en cuenta que no va a haber actividad oficial, tenemos que incentivar a las chicas para que quieran venir y lo disfruten, por eso trato de que hagan cosas distintas”.

Los dirigentes del verde no se quedaron de brazos cruzados durante este tiempo de parate obligatorio, se modificó el Harding Green para darle mayor capacidad y disponibilidad horario tanto a las chicas como a los chicos sumando aros laterales y la ampliación del estadio para usarlo lateralmente.

“Las reformas que se hicieron en el club nos dieron la posibilidad de contar con más aros en este momento en que justamente la distancia es clave, además nos posibilita dar mejores horarios de entrenamiento en un futuro a todos y a todas y de esta manera incentivar el crecimiento de la actividad”.

MANTENER EL ESPIRITU DE EQUIPO EN TIEMPOS DE SEPARACIÓN OBLIGATORIA

Bruno Sagripandi

La desinfección constante para mantener seguras a las jugadoras

“El contacto y la presencialidad por más que sea online para mí tenía que estar, sobre todo para que la cuestión colectiva se mantenga. Al comienzo con las chicas y los chicos de U15 hicimos algo mixto. Pudimos hacer charlas y encuentros virtuales referidos a táctica, después hicimos charlas con jugadores, jugadoras, kinesiólogos, nutricionistas para darle un complemento y otras herramientas que no solo sea lo deportivo en sí”.

“Vamos a intentar extender los entrenamientos lo más que se pueda. Desde mi lado me interesaría que en el verano Pacífico pueda mantener las puertas abiertas para que las chicas y chicos puedan seguir trabajando si tomamos en cuenta que muchos no van a poder salir de la ciudad por la situación que estamos viviendo”.

Se que para los clubes mantenerse abiertos en estos tiempos es muy difícil, pero estaría bueno que sea un precedente para que ocurra y de la posibilidad a todos y todas las que se quedan en la ciudad puedan seguir viniendo a entrenar”.

“Desde mi lado solo queda tratar de que sigamos poniendo un granito de arena para que podamos pasar esta situación y volver a la normalidad lo antes posible”.

«LA ALEGRIA DE VOLVER A LA CANCHA»

Paloma Vecchi

Paloma en pleno entrenamiento

Paloma Vecchi es una de las jugadoras más destacadas de Pacífico, integrante de la selección bahiense y parte perenne de una camada de mucho talento. La consultamos sobre como vivió estos meses diferentes desde todo punto de vista.

“Fue muy raro para nosotras. Empezar a entrenar de manera virtual fue muy difícil, no es lo mismo que entrenar en cancha claramente porque extrañas lo más lindo que es tirar al aro. Ahora que volvimos al club la verdad que es un alivio, desde mi lado extrañaba mucho. Cuando tenés que hacerlo de manera online, cuesta mucho desde lo anímico”.

“En casa tengo lugar para entrenar, pero varias de mis compañeras se le complicaba. Yo me fui acostumbrando poco a poco, pero me costó muchísimo porque es muy diferente el hecho de hacerlo sin contacto. Trabajamos mucho el dominio de balón, que está bueno porque te sirve mucho para tu juego, pero necesitas tener el aro para no perder el timing y la técnica de tiro”.

“No tener el rival en frente, no poder tirar al aro, no ver a tus compañeras es todo muy extraño y complicado. Nos adaptamos a la fuerza, pero es muy lindo volver a nuestra casa que es Pacífico».

“Por suerte Bruno siempre estuvo presente para que no perdamos la motivación y que tratemos de encontrar algo positivo a todo esto, fue clave que él estuviese ahí para respaldarnos y darnos una mano”.

“Entre nosotras nos reuníamos de manera virtual para que el grupo estuviese unido, hacíamos actividades juntas desde la parte física o simplemente jugar algún juego y de esa manera no perder el vínculo”.

La vuelta a los entrenamientos es un paso más de cara a una futura vuelta, por el momento las chicas de Pacífico van poniéndose a punto para estar listas para ese instante.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes