Seguinos

Clubes

Pacífico cierra el año con reformas

Pacífico

En este año de pandemia los Clubes han aprovechado para ponerse al día con la infraestructura. Pacífico no escapa a esto y modificó el William Harding Green junto a las estructuras sanitarias de la institución.

LAS MODIFICACIONES EN EL HARDING GREEN

aros laterales

Los aros laterales colocados en este 2020

Hace unos meses ya que Pacífico había sacado la tribuna lateral del estadio para poder ampliar el sector de parquet y así tener la posibilidad de contar con dos canchas laterales. Estas  fueron complementadas con sus correspondientes aros en el transcurso de este año.

Además, se habían colocado las luces de Led (2019), tan necesarias en la actualidad para ganar en rendimiento y en capacidad lumínica.

“Este año aprovechamos esta circunstancia particular de que durante mucho tiempo tuvimos las instalaciones desocupadas por la pandemia y realizamos varios trabajos que eran impostergables” afirma Christian Martinelli dirigente del verde.

El sector de los vestuarios se había trabajado en tiempos recientes, pero quedaba pendiente la modificación de los baños para la cancha, algo que con actividad no es posible de realizar.

“La situación de los baños era crítica y la teníamos que ejecutar. Por suerte pudimos terminarlos en tiempo y forma y quedaron de la mejor manera de cara a la vuelta de las actividades”.

El plan de obras del Club Pacífico está pensando de manera progresiva para ir cumpliendo con una serie de objetivos que tienen como finalidad la modernización del estadio y la optimización de los espacios con los que cuenta el lugar.

Baño Pacífico

La remodelación de los baños en el Harding Green algo que apremiaba ala dirigencia verde

“Pintamos las paredes del Harding Green y colocamos los aros que eran necesarios para que podamos darle un lugar más acorde a las diferentes categorías que tiene el club. La idea es seguir con las obras, pero hay que tener en cuenta que estamos en un contexto económico muy complicado”.

El COVID-19 detuvo la actividad competitiva y los entrenamientos tuvieron que readaptarse a esta nueva realidad con protocolos particulares. La distancia social y la necesidades de instalaciones acordes para estos entrenamientos son fundamentales, por lo que el trabajo dio sus frutos.

“Las modificaciones de la cancha nos dieron la posibilidad de poder entrenar con más chicas y chicos en estos entrenamientos bajo protocolo. Por suerte contamos con un dinero que había recaudado la subcomisión de básquet y otro aportado por los socios que pusieron los suyo para cuestiones particulares como la modernización de los baños y la pintura para la cancha”.

La planificación de trabajos va a continuar con la reparación del sector de cocina y la puesta en marcha  de la cantina para darle otro servicio al socio o aquel que venga a presenciar algún encuentro.

“Este año el club tuvo la suerte de contar con el apoyo y el entendimiento de los socios y los entrenadores que comprendieron esta realidad atípica y nos dieron una mano enorme. Ahora para adelante tenemos el desafío en cuanto a infraestructura de cambiar el piso de la cancha, pero dependerá de como siga la situación sanitaria y la vuelta a la competencia”, cerró Christian Martinelli.

EL PROYECTO INTEGRADOR DE PACÍFICO

Entrenamiento

El femenino es parte importante del club

Pocos clubes en la ciudad tienen todas las categorías formativas en ambos géneros. Pacífico es una de ellas, aportando a las selecciones bahienses innumerable cantidad de jugadores y jugadoras que dan cuenta del nivel de trabajo en sus formativas, pero esto no solo se queda en el básquet, si no que también apunta a todos los aspectos y necesidades de la sociedad.

“El proyecto deportivo del club está apuntado a la formación de jugadores y jugadoras, además contamos con un trabajo de integración con chicos y chicas con discapacidad que ya lleva unos años y el cual nos enorgullece como institución” afirma Adrián Literas.

La inclusión con el deporte como medio es una función social que los clubes tienen que abrazar como bandera para darle el lugar a todas y todos sin distinción y Pacífico es un ejemplo en este sentido.

“Adriana (madre de Iván Ludueña) está trabajando hace tiempo con la adaptación de los chicos al deporte. Nos acercó el proyecto ya que necesitaban un lugar y nosotros accedimos porque entendimos que como club, debemos dar un espacio a todas y todos ya a que el fin de las instituciones es siempre brindar un servicio a la comunidad. Esto lleva un par de años y sentimos el proyecto como parte integral de Pacífico”.

Los objetivos en la nueva normalidad son a corto plazo, pero esto no impide que el verde planifique para adelante y piense en concretar sus objetivos deportivos.

“Teniendo en cuanta como se están dando las cosas no podemos planificar concretamente, pero esto no puede apartarnos del objetivo de fortalecer las divisiones formativas del club tanto en masculino como en femenino y en que los equipos de Primera División sean un espejo para las chicas y los chicos que se encuentran en el club”, finaliza Literas.

Pacífico sigue trabajando en miras al comienzo de la actividad y no deja de lado su función social en miras al crecimiento del barrio a la par de la institución.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes