Seguinos

Básquetbol adaptado

Pablo Lunazzi: en el Olimpo del básquet bahiense

Pablo Lunazzi Portada

El 4 de agosto el básquet bahiense se quedó sin el máximo exponente de la actividad en silla de ruedas. Pablo Lunazzi, fue dos veces campeón el mundo y una  referencia ineludible de la modalidad que practicó hasta sus últimos días.

PABLO LUNAZZI UNA VIDA DEDICADA AL DEPORTE

DUBA Pablo Lunazzi

Con 73 años Pablo Lunazzi todavía seguía vinculado al básquet, ya que participaba de la tercera división de General Roca, jugando para ACDIS, lo que deja claro su amor imperecedero por la naranja.

Competidor innato, jugó varios torneos Argentinos, Panamericanos e incluso, se consagró dos veces campeón del mundo. Nunca dejó de estar ligado al deporte, con una trayectoria que comienza hace más de 50 años y que llegó hasta nuestros días.

Con IREL de Bahía Blanca participó en varios torneos Argentinos, quedando en el podio en dos oportunidades. Su debut fue en el año 1971 donde no pudo acceder a la lucha por el partido definitorio, en un equipo que dirigía el histórico Bill Américo Brusa.

Al año siguiente, Pablo Lunazzi fue uno de los jugadores más destacados del torneo argentino en el que IREL se quedó con el tercer puesto, al superar a CROL de Rosario 52 a 50.

En 1974, Bahía Blanca fue el organizador del Argentino y una vez más IREL se quedó con la tercera posición con otra gran actuación del tirador. En el juego por el bronce, derrotaron a CEMEFIR de San Justo por 42 a 40.

Con la camiseta de Bahía Blanca, se consagró campeón en el primer Provincial disputado en la ciudad de La Plata en el año 1985, con otra destacada actuación.

PABLO LUNAZZI Y LA SELECCIÓN ARGENTINA

Pablo Lunazzi

Los logros deportivos también fueron de índole internacional vistiendo la camiseta del seleccionado argentino, tanto a nivel Panamericano, Olímpico y Mundial.

En 1973 se quedó con el título Panamericano, al vencer a EEUU 54 a 51 en la final del torneo que se disputó en Perú. La selección se impuso a los norteamericanos con quienes el jugador tendría varios partidos definitorios a lo largo de su extensa carrera.

Dos años más tarde, repetiría el título a nivel Panamericano derrotando una vez más a EEUU, esta vez en México con una ventaja de 10 pts (59 a 49).

Además, participó de los jugos Paralímpicos de Toronto 1976, allí compitió en 100 metros llanos y en la competencia de básquetbol en silla de ruedas. En este último evento, obtuvo diploma paralímpico al finalizar Argentina en quinto lugar. El equipo argentino terminó primero en su zona clasificatoria luego de ganar los cuatro partidos (73-46 a España, 69-17 a Alemania, 52-48 a Gran Bretaña y 81-37 a Dinamarca). En cuartos de final Argentina perdió contra Países Bajos 38-47, finalizando en quinta posición y ganando diploma olímpico.

Cuatro años más tarde tendría otra oportunidad a nivel olímpico cuando fue parte del conjunto nacional que participó de los Juegos Paralímpicos de Arnhem 1980.

Por segunda vez, obtuvo diploma paralímpico al finalizar Argentina en sexto lugar. El equipo argentino finalizó segundo en su zona clasificatoria luego de ganarle a Alemania 74-44, a Bélgica 65-57 y perder con Israel 55-69. En la segunda rueda Argentina perdió dos partidos (45-63 con Países Bajos y 71-74 con Japón) y ganó uno (58-53 a Francia), debido a esto disputó el quinto lugar con Canadá, perdiendo ese partido 45-52.

Sus logros más importantes a nivel nacional fueron los dos campeonatos mundiales obtenidos en 1973 y 74 en Stoke Mandeville.

En su primer torneo ecuménico tuvo en sus manos la definición y no falló, al definir el partido desde la línea de tiros libres (50 a 48). Repetiría el galardón al año siguiente y jugaría un tercer Campeonato Mundial en el año 1980, esta vez en los Paises Bajos.

Pablo Lunazzi

Jugando para DUBA

Ya con 57 años, Pablo Lunazzi se llevó el último galardón de renombre al obtener el ascenso a la Liga Nacional con DUBA, equipo capitaneado por él y dirigido por Walter Mele.

A 10 segundos de finalizar el juego definitorio, realizó la asistencia que le permitió a su equipo marcar el doble que lo llevó a ganar y ascender. Su entrenador, dejó la sentencia que define lo que fue Pablo Lunazzi para el equipo y el básquet bahiense:

«El gran capitán. A los 57 años sigue siendo un ejemplo para el resto, dentro y fuera de la cancha. Un señor».

Pablo Lunazzi, el jugador más importante que ha dado Bahía Blanca en la modalidad de silla de ruedas, un ejemplo de deportista que no dejará de brillar para todos nosotros.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Básquetbol adaptado