Seguinos

Leandro N. Alem

Nahiara Jasen: «El club Alem es sinónimo de familia»

Nahiara Jasen

Nahiara Jasen es uno de los proyectos más intrigantes del básquet femenino bahiense y acá les traemos una charla con la prensa de Alem, tras su experiencia en Plan de Desarrollo Federal de CAB en el que participó.

NAHIARA JASEN: «LA EXPERIENCIA FUE HERMOSA Y NO LA VOY A OLVIDAR»

Nahiara Jasen

La jugadora U15 de Leandro N Alem habló sobre lo vivido en el Campus de CAB, la familia, el club y el básquet como estilo de vida.

Nahiara Jasen comentó  su experiencia en el campus del Plan de Desarrollo Federal llevado a cabo en la ciudad

“La experiencia fue hermosa, es algo que nunca me voy a olvidar. Éramos muchos entrenando con diferentes entrenadores, siempre la cancha llena, y eso es algo que me gusta mucho. Me potenciaba a entrenar, y si bien en el primer entrenamiento estuve bastante nerviosa, en los demás fueron diferentes y entendí que tenía que disfrutar, porque es algo que no sé si se va a repetir. Todos los entrenadores de CAB nos dejaron algo que aprender, nadie te metía presión, sino que juegues libre, hagas lo que sabes hacer sin presión a demostrar algo”.

“Lo disfruté mucho, y estoy muy agradecida porque seguramente había muchos chicos que querían vivir lo que nosotros estábamos viviendo. Entendí que siempre tenía que disfrutarlo, cada uno de los entrenamientos fueron muy intensos. Hicieron mucho hincapié en la entrada en calor, después de estirar cada entrenamiento, que es algo que no tenía muy implementado”.

“Aprendí muchas cosas nuevas de diferentes entrenadores, y ellos me dieron mucha confianza para jugar como yo sé. Tuve la suerte que el primer entrenamiento fue con Mauro (Polla) entonces él también me dio esa confianza para soltarme un poco. Me lleve muchos amigos, lo disfruté mucho y lo volvería a hacer mil veces”.

La goleadora U15, y ya con experiencia en Primera habló de su categoría y el equipo formado ésta temporada.

“El equipo de U15 es muy unido, siempre nos estamos alentando, y por más que es un equipo que se formó éste año con muchas chicas nuevas de diferentes clubes o bien que empiezan a jugar, todas nos transmitimos mucha confianza. Es muy lindo jugar con ellas, ya sea por como alienta desde adentro o fuera de la cancha haciéndote sentir parte del grupo. Veo un progreso de parte de todas, siempre todas estamos yendo a entrenar”.

“Cuando empezamos nos faltaba jugadoras, y ahora somos entre 13 y 14. La verdad que es muy lindo ver como el equipo está creciendo, el progreso se nota poco a poco, pero todas tenemos muchas ganas de aprender. Todas quieren incorporar cosas nuevas y se nota, tanto entrenando, como jugando los partidos, lo cual me parece importante reconocer. Sin importar los resultados, que si bien son bastantes buenos, vamos a seguir mejorando y estoy muy feliz con el equipo que hoy en día somos”.

Nahiara Jasen habló de su influencia familiar para tener la naranja a su lado.

“Estoy relacionada con el básquet desde siempre, no solo por mi papá (Pancho) que fue la mayor influencia estando al lado, y me sirvió como ejemplo para que siguiera jugando al básquet. También por mis tíos, mis hermanos, y ambas partes de mi familia que han pasado por el básquet y son muy importantes para mí”.

“En las juntadas familiares abunda mucho el tema del básquet, hablamos sobre los partidos y lo mismo cuando tengo la oportunidad de ver a mi tío Juani. Se debate sobre las ligas, equipos, las jugadas. De vez en cuando hay rivalidades, tenemos un aro y hacemos competencia de tiro. Mis tíos, primos alguna vez jugaron al básquet y hasta mis abuelos también y saben mucho. Es un tema de conversación muy importante cada vez que nos reunimos en una cena familiar”.

Los comienzos de Nahiara Jasen y su etapa en Alem tras su llegada desde España

“Empecé a jugar a los siete años, primero al ver a mi hermano junto con mi papá. No sabía si empezar a jugar al tenis o al básquet en España, pero al verlo a mi hermano tuve la idea de jugar al básquet. Más adelante cuando vine a Bahía, empecé a jugar en Bahía Basket, pero mi tiempo los pasaba en Alem. Ahí me juntaba con todo el grupo de Alem, o iba a los asados del club, estaba todo el tiempo en verano, vacaciones. Siempre escuchaba a mi papá o a mi mamá hablando del club o mi hermano jugando”.

“Decidí ir a probarme siendo Mini de segundo año y fue una de las mejores decisiones que pude haber tenido. Comparto amigos hasta ahora, estoy muy contenta de seguir estando en el club y en ese momento estaba feliz con el grupo que tenía, entrenadores que tenía, los viajes también. Durante la pandemia seguimos trabajando igual de bien, estoy muy feliz en el club, es completamente mi segunda casa”.

“Cuando llegaron las chicas a entrenar me hicieron sentir parte del equipo y el grupo. Me dieron la bienvenida y siempre estoy muy agradecida por esa incorporación que fue tan linda”.

Nahiara Jasen

El básquet como estilo de vida y su implicación con la actividad.

“Del básquet disfruto mucho el ambiente, tanto ver los partidos como jugarlos, aunque claramente me gusta más lo segundo. El equipo que se forma, estar constantemente alentando a tus compañeras y pasarse mucho la pelota, lo cual es algo muy lindo de ver. Me gusta mi forma de juego, le agregaría más tiro, me gustaría mejorar la técnica e implementarlo en el juego como algo cotidiano. Me parece muy atractivo ver una buena asistencia y más que ayudas a tu compañera a meter puntos, y es algo que me gustaría implementar más a mi juego. Perfeccionar la defensa y tener más lectura de juego para hacer las asistencias”.

Mi deseo es llegar lo más alto que pueda con el básquet, vivir de ello, pero sé que es muy difícil. Constantemente me esfuerzo para llegar a ese objetivo. Al fin y al cabo, es un embudo donde muchos pasan y uno o dos llegan. Si bien el básquet femenino está creciendo más, es difícil vivir completamente de ello. Hay que buscar también otras alternativas pero me gustaría mucho jugar alguna Liga o alguna selección viviendo la experiencia y no quedarme con eso. Soy consciente de todo eso pero me gustaría dedicarme”.

Nahiara Jasen le dedicó sentidas palabras al club Alem y todo lo que representa para ella.

“El club no es solo un lugar donde voy a entrenar, es mi casa. Desde que llegamos acá (por Bahía) hasta la actualidad paso mucho tiempo en el club. Muchas amigas me dicen que seguramente me encontrarán más allí que en mi casa. Los sábados están reservados para ver los partidos, los domingos, la semana para entrenar. No solo eso, también disfruto ir antes, hablar con quien sea. Desde que empecé a entrenar con el masculino desde Mini hasta ahora, muchos de ellos siguen siendo mis amigos y casi mi familia. Los veo en cenas, juntadas con la familia. Lo mismo para todos los entrenadores que me ayudan en la técnica individual, defensa, siempre tienen algo para decirme”.

“Desde que se fueron mi papá y mi hermano, el club me hizo sentir más unidos a ellos, me conectaba a ellos de alguna u otra manera. Al momento que piso el club ya encuentro a mi familia, toda la gente que saludo, conozco a cada persona que trabaja en el lugar y me siento muy cómoda y gran parte de mi vida la paso en el Alem. No tengo pensado irme porque recibo mucha ayuda de todos los entrenadores. Un gran apoyo de mis amigos y amigas de cancha. Siempre están ahí para ayudarme para cualquiera pregunta y muy agradecida por eso”.

Nahiara Jasen

“Entreno tanto con el masculino con Fran (Maceratesi) como el femenino con Juli (Manqueo) y Renzo (Balducci) teniendo siempre el apoyo de ambos. Me hacen sentir parte del club, y saber que siempre puedo contar con ellos. Alem es sinónimo de mi familia. Ahora que volvió mi hermano (Joaquín estaba en España), y por más que no se lo admita (risas) es algo muy lindo. Poder hablar con mi mamá, contarle todo de básquet y ella siempre me escuchaba».

«Ahora tengo a mi hermano y hablo mucho más de básquet. Estoy muy agradecida por todo al club, la gente, desde que voy a la cantina, paso por la secretaria, luego el gimnasio, la cancha. Es mi segunda casa, estoy feliz de estar acá y me gustaría estar mucho tiempo más», cerró Nahíara Jasen.

José Fiebig – PRENSA ALEM

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Leandro N. Alem