Seguinos

Minibasquet

Mini Básquet en el Club Atlético Liniers

Mini Básquet Liniers

Continuamos en este segmento de carácter semanal que consta de un recorrido por los clubes afiliados a la ABB, en el que mostraremos el trabajo realizado en sus escuelas de Mini-Básquet. Hoy, el Club Atlético Liniers.

MINI BÁSQUET EN EL CLUB ATLÉTICO LINIERS

Liniers Mini Básquet

Entrenamiento por estaciones en Liniers Mini Básquet

El club de la avenida, históricamente, ha sido una fuente inagotable de talento desde las categorías iniciales hasta la Primera División. En la actualidad no deja de contar con uno de los semilleros más concurridos de la Capital del Básquet y por ello el meternos dentro de él es casi una obligación.

El chivo tiene en este momento dos categorías de Pre Mini y dos de Mini Básquet, sumada a su nutrida Escuelita y un grupo de chicas que apuntan a conformar una categoría U15 para el 2022.

«Tenemos dos categorías de Pre-Mini, en una contamos con 13 y en la otra 12 chicos/as. El gran crecimiento lo tenemos en Escuelita, porque pasamos de los/as 17 del año pasado, a tener 34 en este 2021, por lo que estamos muy contentos del paso adelante que hemos dado», nos cuenta Gino Marzialetti, entrenador de los Pre y Escuelita.

El incremento de jugadores/as en las primeras categorías no es particular de estas dos sino que, en Mini Básquet, esto también se ha dado, marcando un repunte tras el regreso a la presencialidad, después de haber atravesado la fase más dura de la pandemia en 2020.

«Este año tuvimos un incremento notable de chicos/as, por lo que ha sido un desafío importante ya que hubo que coordinar todo de manera muy estricta para poder hacer los trabajos de la mejor manera», dice Fernando Prado, entrenador de Mini Básquet.

Fernando Prado

Fernando Prado entrenador de Mini dando indicaciones de lanzamiento.

La situación generada por el impacto que tuvo el COVID-19, es por todos/as conocido. Esto ha llevado a los clubes a tener que ingeniárselas para no perder la conexión con sus jugadores/as, pero hay que entender que en el caso de los más pequeños,  ha sido un desafío más grande. Por su edad, mantener el nivel de atención y continuidad es más difícil si no se cuenta con la presencia en la cancha.

«Desde marzo del 2020, hasta agosto/septiembre que arrancamos con los entrenamientos por burbuja, hicimos trabajos online. En una primera instancia, entrenábamos tres veces por semana y después lo redujimos por el hecho de que los chicos/as estaban con sobre carga de conectividad, porque en ese momento todo se hacía de manera remota», afirma Prado.

«Hicimos charlas con Sebastián Ginóbili, con Bruno Cerella y fuimos buscando referentes para que los chicos tengan una aproximación al deportes desde otro lado».

«Por suerte, ese trabajo que hicimos dio sus frutos, ya que no perdimos chicos/as en el proceso y con la vuelta de la presencialidad, incrementamos la base que teníamos en todo Mini básquet», dice Fernando.

Desde hace unos años Liniers introdujo la participación activa de un profesor de educación física que realiza un trabajo diferenciado con los chicos de Mini Básquet, como complemento del aprendizaje estrictamente del deporte. Esto ha tenido un impacto positivo en el desarrollo y crecimiento deportivo de los que han pasado por el proceso con resultados evidentes en su resistencia, nivel de salto, coordinación y demás.

Gino Marzialetti Liniers

Gino Marzialetti en pleno entrenamiento de los Pre Mini

«Contamos con un preparador físico que trabaja con los chicos/as, involucrando todo el trabajo de coordinación, fuerza, resistencia y demás con el básquet. La preparación es planificada desde Escuelita a Pre Mini y de Pre a Mini Básquet así de esta manera hay un paso orgánico entre categorías y con ello lleguen preparados/as para lo que se requiere», cuenta Gino.

«La preparación física desde Mini Básquet nos ha traído resultados maravillosos que los estamos notando en los que ahora están en U13 y U15 y pasaron por este proceso de trabajar en conjunto con un especialista en la parte física y con nosotros la parte de básquet».

«Los chicos tienen de 15 a 20 minutos un trabajo particular con es profe. Hacen coordinación, trabajo de fuerza, les enseña a correr y este año lo adoptaron los Pre Mini. Esto, además de servirle mucho a ellos, nos hace trabajar de manera coordinada con él y los profes de Pre Mini poniéndonos al tanto de todo lo que se va realizando en las otras categorías», comenta Prado.

Desde que la ABB insistió en la importancia de ir sumando mujeres en las categorías iniciales los clubes van progresando poco a poco en este sentido, tratando de ir adaptando su idiosincrasia a los requerimientos sociales del tiempo presente.

Pre mini Liniers

Pre Mini Liniers junto a sus profes Gino Marzialetti y Mauro Santillán

«En Escuelita tenemos tenemos cuatro chicas que refuerzan Pre-Mini cuando se puede y la idea es que jueguen las cuatro cuando nos enfrentamos a equipos de femenino de otros clubes. Esto le va a dar perspectiva de competencia y las motiva  para lo que van a vivir el año que viene cuando sean Pre», afirma Marzialetti .

«El año que viene queremos conformar un grupo de mujeres completo para U15 ya que tenemos una base importante que son las que están entrenando con nosotros, además, ya tenemos algunas mini y vamos a ver como podemos ir conformando poco a poco grupos exclusivos de mujeres. La idea es que se empiece desde las bases y ya tener desde Pre Mini en adelante», dice Fernando.

La gran cantidad de chicos y chicas con las que cuenta Liniers lleva a que tengan cuatro profes trabajando de manera continua:  Gino Marzialetti (Escuelita y Pre Mini) Mauro Santillán (Pre Mini), Tadeo López Hoyos (Mini) y Fernando Prado (Mini).

La coordinación del trabajo y la comunicación son aspectos claves cuando se cuenta con tantos chicos y chicas, además de planificar y seguir todos una línea general impuesta por el club.

Mini Básquet Liniers

Mini Básquet Liniers junto a sus profes Fernando Prado y Tadeo López Hoyos.

«El diálogo fluido es clave con los otros profes, porque teniendo tantos chicos y chicas, si no hay comunicación se hace imposible realizar el trabajo de manera correcta. Con Mauro compartimos cancha con los Pre-Mini y estamos en contacto estrecho todo el tiempo, para saber como vamos con lo planificado», comenta Gino.

«Una de las particularidades del Mini Básquet es que te encontrás con chicos/as que llegan al club por ahí sin haber picado una pelota y tienen que meterse en un grupo con algunos que vienen desde Escuelita. Decidimos que entrenaran todos juntos para que los chicos no ñ sientan que se los diferenciaba. Además el contacto con compañeros que ya están avanzados le ayuda a fortalecer las cuestiones aprendidas y en este sentido ha salido muy bien, porque los incorporaron inmediatamente y le evolución de los nuevos/as es notable. Sumado a esto, el hecho de que los profes estemos todo el tiempo comunicados nos hace mucho más fácil alcanzar los objetivos que tenemos para la formación de los chicos/as», finalizó Prado.

Liniers tiene una historia rica en formativas, en este sentido, intenta mantenerlo con el trabajo en sus categorías iniciales para que esta se pueda extender en el tiempo haciendo honor a ese legado.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Minibasquet