Seguinos

Minibasquet

Mini-Básquet en el Club Atlético Argentino

Iniciamos este segmento de carácter semanal que constará de un recorrido por los clubes afiliados a la ABB en el que mostraremos el trabajo realizado en sus escuelas de Mini-Básquet: hoy el Club Atlético Argentino.

ARGENTINO Y SU ESCUELA DE MINI-BÁSQUET

Pre-Mini

Pre-mini del Club Atlético Argentino

Las categorías iniciales son los primeros contactos de chicos y chicas con el deporte. El Mini-Básquet es la puerta de entrada para incorporar los primeros fundamentos y las idiosincrasias particulares de cada institución deportiva.

El Club Argentino posee la escuelita comandada por José Luis Gil y un grupo de trabajo muy coordinado en manos de Fermín Mariezcurrena en Pre-Mini, Gastón Fernández en Mini y la colaboración de Nicolás Giorgas.

La dinámica de trabajo es un concepto clave a la hora de un lineamiento claro. En el club de calle Holdich trabajan los profes de manera conjunta para dar contención y atención a cada uno de los chicos y chicas, mientras incorporan los fundamentos del juego.

Tras un año en que se rompió la normalidad de enseñanza debido a la Pandemia de COVID-19, la vuelta a las canchas se vive con muchas ganas y ansiedad.

«Después del 2020 los objetivos como la mayoría de los clubes era que los chicos y las chicas vuelvan a tener la actividad, porque el año pasado hicimos casi el 90% de las actividades de manera online por la pandemia», nos cuenta Josi.

«Tuvimos muy pocas oportunidades de volver a juntarlos/as. Recién a fines del año pasado y solo en forma de burbujas y con limitaciones por cuestiones protocolares lo conseguimos. Así que el gran desafío era que vuelvan a la actividad en este 2021».

Mini Argentino

El Mini del Celeste de calle Holdich

El disfrute del entrenamiento puede verse en cada uno de los rostros de los chicos y chicas ante la posibilidad de compartir un momento con amigos y amigas con la excusa del básquet de por medio.

«La vuelta a la presencialidad fue con muchas ganas por parte de los profes y sobre todo de ellos y ellas que llevaban mucho tiempo sin pisar una cancha», afirma Fermín Mariezcurrena.

A la hora de introducir los primeros conceptos de un deporte no se puede dejar de lado la cuestión lúdica, sobre todo en categorías donde las edades van de los 3 años a los 12, esto tiene que ser compensado con los aspectos formales del mismo, por lo tanto, es esencial el trabajo de los profes como docentes.

«Lo primero que tratamos es que en las categorías iniciales aprendan el ser parte de un grupo, y en este caso, lo que significa pertenecer al club. Desde la escuelita con chicos y chicas de 3 a 8 años nos inclinamos por lo lúdico y una aproximación al deporte: aprender a picar la pelota, pasarla etc. Ya en Mini-Básquet entran más conceptos técnicos como la posición de tiro, el doble paso, la utilización del pie de pivot«, afirma Gil.

«Desde el trabajo nuestro como profe es fundamental crear la identidad de club, que los chicos y chicas se sientan parte de Argentino y que la familia se sume a todo lo que tenga que ver con la formación de ellos/as en este lugar. El compañerismo es el segundo punto más importante, sobre todo en el acceso al deporte colectivo», complementa Mariezcurrena.

«Lo técnico es fundamental. El inculcar que deben picar la pelota para moverse y desplazarse en la cancha, relacionar el cómo ubicarse en la misma (es uno de los desafíos más grandes) e introducir todo esto de manera progresiva, iniciando en tres vs tres, cuatro vs cuatro y cinco vs cinco, para tener mayor participación y acostumbrarse a jugar en equipo», afirma Fermín.

Con la introducción progresiva del femenino en las bases, en primera instancia de forma mixta, Argentino trabaja con miras a poder conformar categorías completas de mujeres al mediano plazo.

Mini femenino Argentino

Las chicas son parte de las categorías iniciales en Argentino

«La incorporación del femenino en las categorías iniciales es cada vez mayor. En escuelita tenemos 7 u 8 chicas y en Mini-Básquet una por categoría, pero es el primer paso para ir sumando más chicas al club y en eso estamos trabajando», dice Josi.

«En Mini-Básquet contamos con tan solo dos chicas, pero por suerte ya en escuelita hay siete u ocho y eso nos permite pensar que vamos a seguir creciendo. Nos interesa acercar a las mujeres al club y este es un primer paso para ello. Ellas poseen un motricidad fina especial para adquirir rápido conceptos en estas edades, por eso queremos sumar la mayor cantidad posible y que sepan que tienen un lugar en Argentino», cierra Fermín.

El celeste de calle Holdich trabaja en sus categorías iniciales con la vista puesta en la formación integral de chicos y chicas e invita a niños y niñas de 3 a 12 a sumarse al deporte de la pelota naranja.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Minibasquet