Seguinos

Bahía Basket

Martín Luis y el balance de Bahía Basket en la Liga de Desarrollo

Martin Luis - Bahía Basket

La primera temporada para Bahía Basket con Martín Luis a la cabeza finalizó con la derrota del pasado domingo ante Boca por 109 a 105.

Bahía, que finalizó primero en la Conferencia Sur con un récord de 27 victorias y 11 derrotas, se enfrentó ante el Xeneize (número cuatro de la conferencia) en busca de un pasaje en el Final Four.

Luego de un partido sumamente reñido, y tras igualar en 95 en los primeros 40 minutos, la victoria fue finalmente para el visitante. El conjunto de nuestra ciudad no pudo contar con tres jugadores fundamentales por su convocatoria a la Selección Argentina U19: Juan Cruz Marini, Fausto Ruesga y Bautista Lugarini.

En dialogo con la ABB, el ex técnico de Pacífico realizó un balance de la temporada, contó sus sensaciones de dirigir por primera vez en esta competencia, y también destacó la importancia de  Bahía Basket en el Torneo de Segunda:

¿Cuál es el balance que podes hacer de la temporada?

El balance se divide en dos. Por un lado es positivo en relación a cada uno de los jugadores, porque tuvieron un crecimiento todos desde lo individual. Inclusive los que ya llevan varios años en Bahía Basket, tanto en el plantel de Liga Nacional como en el de Liga de Desarrollo. Pero el balance es negativo a todo lo que corresponde con el armado de un equipo. Tuvimos buenas rachas pero nunca las terminamos de establecer. Muchos cambios, lesiones, gente que se conocía por primera vez. Eso hizo que no haya un balance negativo en relación al juego en sí.

¿Ves un crecimiento del resto de los equipos en la Liga de Desarrollo?

En líneas generales el torneo es más competitivo. Creo que Bahía Basket en su momento marcó una tendencia con el reclutamiento. Eso hizo que el resto de los equipos habran los ojos y hoy a la Liga de Desarrollo se le da más importancia. Los clubes intentan formarse para jugar el torneo. Y eso se ve reflejado en algunos equipos de liga. Lo cual me parece que hoy el dominio pertenece a muchos equipos, todos han ido evolucionando en formación y reclutamiento. Este año lo sentimos, sumado a que nuestro reclutamiento fue de menor edad. Bienvenido sea este emparejamiento en el torneo.

¿Cómo te sentiste vos siendo tu primera temporada a cargo del equipo?

Fue raro. Vengo de un club de barrio donde el equipo se conocía hace mucho tiempo. Ya se había formado una amistad y una química. De repente encontrarte en Bahía Basket, con chicos de diferentes nacionalidades, o distintas provincias, no es la misma situación. Me encontré con algo nuevo y fue para mí un año de total aprendizaje. Porque te encontras con chicos que vienen con expectativas propias, que vienen de ser muy relevantes en sus equipos. Tenes que aprender a saber cómo manejar eso y cómo pedir ayuda.

¿Qué análisis pueden hacer de aquellos chicos que tuvieron mayores responsabilidades?

Algunas cuestiones pueden verse negativas pero me parecen todo lo contrario. Algunos chicos que iban a tener mucho más protagonismo en Liga de Desarrollo de repente se encontraron jugando en liga, lo cual hace que la LDD se haya debilitado, pero que liga se haya potenciado a partir de esas individualidades. Eso hizo que muchos chicos de Liga de Desarrollo, que tal vez no imaginábamos, den un paso adelante con tan poca edad. Caso de Gonzalo Alonso o Facundo Tolosa. Después terminamos jugando los cuartos de final sin tres chicos importantes como Juan Cruz Marini, Fausto Ruesga y Bautista Lugarini, pero también por algo positivo por algo como la convocatoria a la Selección Argentina. Por lo cual creo que la LDD está para eso, para que den esos pasos que dieron. Es lo que se busca y estamos muy conformes.

¿Cuáles son las expectativas para la próxima temporada?

Las expectativas no se manejan por temporadas, sino que son continuas. Se está todo el tiempo pensando en la evolución del chico. Ahora se viene un trabajo de entrenamiento y meses de buena calidad. Para nosotros es igual o hasta más importante que una temporada de competencia. Esto es una rueda que no se detiene.

¿Qué les da poder seguir jugando en el Torneo de Segunda? ¿Cuáles son las expectativas?

El Torneo de Segunda nos permite, en primera instancia, seguir en competencia. Siempre es lindo que los chicos puedan jugar. Además, poder probar ciertas cuestionas que se van dando en el entrenamiento. Y si hablamos de una expectativa, pura y completamente de la competencia, es ganar, lógicamente. Tratar de ganar de la manera que Bahía Basket quiere ganar. Y ni hablar de poder ascender, para eso se juega y es lo que más queremos. Nos tomamos el torneo y cada partido con muchísima seriedad. Le intentaremos sacar el máximo provecho y jugarlo al máximo de nuestras posibilidades, me parece que es la mejor forma de respetarlo. Es un torneo tradicional, duro y con muchas cosas para aprovechar.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Bahía Basket