Seguinos

Especiales

Maradona es homenajeado por el básquet bahiense

Maradona

El 25 de noviembre no será más una fecha cualquiera, el ídolo popular más grande que ha dado el deporte argentino nos ha dejado, Diego Maradona se convirtió en leyenda eterna y los protagonistas del básquet bahiense lo despidieron a su manera.

MARADONA Y EL BÁSQUET

Se podrá criticar a Diego Maradona en muchos aspectos, pero jamás se podrá decir que no estuvo ahí para apoyar a cualquier deportista que esté representando al país en la actividad que sea y en el lugar más recóndito del mundo donde fuera, Diego estaba ahí, para dar su apoyo, su consejo, su aliento.

El básquet no escapa a esto, en muchas oportunidades Diego dijo que amaba el deporte y por decantación, a los argentinos que representan y representaron al país con la pelota naranja. Manu Ginóbili es el primero que puede dar cuenta de ello, siempre acompañó la carrera del bahiense, incluso en momentos en que los reconocimientos le eran esquivos.

«Los Yankis le podrán dar el MVP a Duncan, pero todos sabemos que te lo robaron a vos», le dijo tras aquella final contra Cleveland.

Manu lo despedía de esta manera en su cuenta personal de Twitter

Otro de los bahienses vinculados al básquet que tuvo mucha concexión y afecto con Maradona fue Hernán Montenegro, al quien incluso lo apoyó en momentos muy duros de su vida e incluso le dedicó una de sus tantas vueltas ala cancha.

El ahora entrenador del Zaragoza, Sergio Hernández, también se despidió del ex futbolista en redes sociales. Ya había mostrado su apoyo públicamente a Maradona hace menos de un mes cuando fue su operación y en el día de ayer, no podía dejar pasar la ocasión de despedirse a la distancia.

Otro campeón olímpico bahiense como Alejandro Montecchia dejó su mensaje al enterarse del fallecimiento del ex jugador del Napoli.

Los mensajes se repiten hasta el infinito tanto como el dolor de todo el ambiente deportivo por la partida de Diego Armando Maradona, desde la ABB le enviamos las condolencias correspondientes a su familia y allegados. No es una despedida, es un hasta siempre.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales