Seguinos

Noticias

Manu Ginóbili inmortalizado en la cancha del Parque de Mayo

Manu Ginóbili cancha Parque de Mayo

La Municipalidad de Bahía Blanca realizó la restauración y puesta en valor de la cancha de básquet al aire libre del Parque de Mayo e inmortalizó la palomita de Manu Ginóbili en su piso.

MANU GINÓBILI SÍMBOLO DE BAHÍA

No podía ser otro que Manu Ginóbilí y la jugada más icónica del básquetbol argentino de todos los tiempos. Ahora estará allí en el parque de Mayo para que la disfruten, las y los bahienses que quieran despuntar el vicio a aire libre en la excelente cancha que puso en valor la Municipalidad de Bahía Blanca.

La cancha ubicada en el Parque de Mayo de la ciudad, es utilizada por muchos chicos y chicas que van disfrutar de un buen momento al aire libre y jugar picados de estilo callejero, en un sector de la ciudad que es de los más frecuentados por los y las jóvenes.

Los artístas Julián Avellaneda y Albano Sánchez, tuvieron la tarea de inmortalizar a Manu Ginóbili en el piso restaurado de la cancha, que tiene un fondo color azul, con el retrato del tiro final frente a Serbia y Montenegro en los Juegos Olímpicos ganados por la Selección Argentina de básquet en 2004.

Además del piso de la cancha, se restauró el alambre perimetral, se cambiaron los acrílicos de los aros, se pintaron los postes del lugar y se reacondicionaron los aros.

Desde la ABB celebramos este tipo de inversiones en espacios públicos que vinculan al deporte madre de la ciudad con los y las bahienses. El básquet en la Capital se vive no solo en los clubes, si no también en las calles y al aire libre.

LA PALOMITA DE MANU GINÓBILI

La palomita de Manu

La palomita de Manu Ginóbili

Tres bahienses llegaron a la gloria en aquellos Juegos Olímpicos del 2004. Pepe Sánchez, Manu Ginóbili y Alejandro Montecchia se calzaron el oro en la tierra natal de los juegos y quedaron en el corazón de la gente para siempre.

Después de haber perdido la final contra Serbia y Montenegro en el Mundial de Indianápolis 2002, la revancha llegaba de inmediato en el primer juego de grupo de los Olímpicos del 2004.

Luego de un partido muy peleado en el que Argentina fue corriendo de atrás durante el desarrollo del mismo, pudo llevarse la victoria con la intervención directa de dos bahienses: Alejandro Montecchia y Manu Ginóbili.

La actuación fenomenal de Manu en el último cuarto dejó al seleccionado con el partido empatado, pero los Europeos contaban con la bola de cierre. Una falta a Tomasevic abría una minima esperanza, pero solo un milagro podía salvar el día. Mejor, que lo cuenten los protagonistas:

El tiro más icónico de la historia del básquet argentino, con dos protagonistas bahienses y su legado histórico ahora retratado en un espacio público bahiense. Invitamos a los y las bahienses a disfrutar del lugar y cuidar los espacios que son para todos y todas.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Noticias