Seguinos

Femenino

Lourdes Vidal: “Me sorprendí con el nivel del básquet femenino en Bahía”

La alera de Estudiantes Lourdes Vidal, fue una de las grandes apariciones del 2019 en la Primera División Femenina. Cuenta con una historia muy particular ya que vivió mucho tiempo en España y jugó en diversos clubes europeos.

El año pasado decidió volver al país y se integró a Estudiantes avanzada la segunda parte del torneo. Aportando una bocanada de aire fresco a la pintura de las de Fornetti, la «ibérica» pudo palear la falta de Corinaldesi que no jugó en el cierre del campeonato.

Nacida en Bahía Blanca, Lourdes Vidal migró con su familia a Mallorca donde empezó con la práctica del básquet desde temprana edad haciendo un recorrido por varios clubes de España y Hungría.

Lourdes Vidal definida por su entrenadora

«Lula es una jugadora bien fundamentada, tuvo muy buena formación en menores y eso le permite entender el juego muy bien, también su experiencia en el exterior le sumo mucho a su juego.
Es competitiva, disciplinada y inteligente, es auto exigente, siempre esta tratando de superarse».

La versatilidad es la palabra clave al momento de caracterizarla: «tiene tiro de exterior y su altura, a nivel local, le permite jugar cerca del aro» finaliza Georgina Fornetti, entrenadora de Estudiantes.

En este contexto de emergencia sanitaria por el coronavirus, hablamos con ella para que nos cuente un poco de su historia:

¿Por qué motivo tuviste que ir a vivir a Europa?

“En el año 2002 mi padre tuvo la posibilidad de ir a trabajar a España y mi familia decidió acompañarlo a la ciudad de Mallorca. Yo por ese entonces tenía tres años de edad”.

¿Cómo fueron tus inicios en el básquet? ¿Qué fue lo que te motivó a jugar a este deporte?

De chiquita siempre fui muy inquieta y mi madre siempre me cuenta que ya dentro de su panza ya me movía como si estuviese dentro de una cancha. Además, mi padre jugaba en el club del pueblo y me llevaba con él por lo que rápidamente me familiaricé con el deporte hasta que me pude anotar en el club”.

¿Desde que edad empezaste a jugar al básquet? ¿En qué lugares lo hiciste?

“Ya a los cuatro años comencé a jugar en el club de mi pueblo y estuve allí hasta los 13 o 14 años cuando me llamaron de un club muy competitivo de Mallorca y me dieron la oportunidad de subir el nivel competitivo ya que jugaba torneos locales y nacionales. Ahí jugué por tres años. Tuve un pequeño parate y retorné al club de mi pueblo, pero en 2018 necesitaba un cambio de aire y me fui de voluntariado a Hungría donde mi coordinador me ofreció jugar en un equipo del lugar.

¿Cómo fue la experiencia en Hungría?

“La verdad que fue una linda experiencia. Me presenté en el club sin hablar ni una palabra de húngaro, así que me comunicaba en inglés como podía. Jugué toda la temporada 2018-19 y me sirvió para conocerme a mí misma y evolucionar en mi juego. El nivel era muy bueno en lo deportivo y las chicas realmente competitivas”.

Lourdes Vidal Estudiantes

Lourdes en plena acción durante las semifinales frente a El Nacional

¿Cuándo volviste al país, por qué motivo elegiste Estudiantes?

En octubre del año pasado llegué a Bahía y mi padre me preguntó si quería jugar en la ciudad, así que salimos a buscar clubes, pero justo ese día era feriado y estaba todo cerrado. Al día siguiente, al primer lugar que fuimos fue Estudiantes y hablé con Georgina Fornetti e inmediatamente me uní al equipo”.

¿Cómo notaste el nivel en la Primera División acá en Bahía?

“Me sorprendió para bien. No tenía mucha idea de básquet argentino, no estaba muy informada, por lo que me sorprendí gratamente. Es verdad que hay mucha diferencia con Europa, allá las jugadoras son más altas y físicas. Acá el juego es más rápido, en Argentina se mueven más, se juega más al contragolpe y no tanto estacionado como se hace en Europa, donde van en busca siempre de la mejor opción de tiro”.

Llegaste y empezaste a jugar inmediatamente ¿pensabas ensamblarte tan rápidamente?

“Llevaba algunos meses sin jugar y al principio me costó entrar en ritmo, pero a medida que fui entrenando pude agarrar el timing y la velocidad de juego. Con el paso de los partidos me fui sintiendo más cómoda con mis compañeras y adaptándome a su estilo de mejor manera”.

Una vez que se supere la situación del coronavirus, ¿Cuáles son tus objetivos en lo personal?

“Ayudar al equipo en lo que haga falta, para poder superar los resultados de la temporada pasada. Y como objetivo a largo plazo me gustaría llegar a la final y poder salir campeona en la ciudad que me vio nacer”.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Femenino