Seguinos

Bahía Basket

Juan Gutiérrez: «me encanta el nivel del básquet local»

Juan Gutiérrez Bahía Basket

Hablamos con Juan Gutiérrez, ex jugador del seleccionado, medallista olímpico, destacado jugador de Obras Sanitarias y actual encargado de las operaciones deportivas en Bahía Basket.

 JUAN GUTIÉRREZ: «QUERÍA SER PARTE DE UN GRUPO DE TRABAJO Y BAHÍA BASKET ME LO PROPORCIONÓ»

Juan Gutiérrez Bahía Basket

Juan Gutiérrez en el Dow Center

Nacido en 9 de Julio provincia de Buenos Aires, Juan Gutiérrez migró hacia capital en busca de oportunidades de juego. Tuvo tres etapas en Obras Sanitarias y un paso extenso por España, donde jugó en Granada, antes de retornar y dominar en la Liga Nacional ganando dos MVP y la Liga Sudamericana. Intentó en retornar a la ACB con Tenerife, pero sus problemas físicos hicieron que volviera al Templo del Rock, donde se retiró de manera prematura a los 32 años de edad.

En la selección nacional compartió la gloria con varios bahienses entre ellos Pepe Sánchez, Pancho Jasen, Manu Ginóbili,  entre otros. Con la selección mayor disputó el mundial de 2010 y se llevó la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Beijín, además de obtener el Preolímpico de 2011 y tres Torneos Sudamericanos.

Abordamos su camino post retiro, el vínculo con los bahienses, su llegada a Bahía Blanca, sus funciones en Bahía Basket y mucho más. Metámonos de lleno en nuestra conversación con Juan Gutiérrez:

“Me tuve que retirar por artrosis en la cadera. Me operé en su momento y me puse una prótesis en la cadera izquierda que es un procedimiento que generalmente se hace a las personas mayores, yo lo tuve que hacer a los 32 años. Lamentablemente ahora tengo el mismo inconveniente en la cadera derecha y seguramente me tenga que intervenir también”.

“Estoy haciendo todo lo posible por demorar la llegada de la operación, pero se que es algo indefectible y que voy a tener que hacer tarde o temprano”.

Desde lo mental debe haber sido complicado verte tan joven y teniendo que tomar la decisión de dejar la actividad.

“Siempre pensé que para mi la cuestión del retiro iba a ser algo más fácil porque siempre fui muy curioso y estaba involucrado en cosas ajenas al básquet todo el tiempo. Ya estaba comentando partidos en la tele o tenía ideas en la cabeza de que línea de trabajo me gustaría afrontar cuando ya no estuviese jugando”.

La lesión te hizo acelerar el proceso me imagino.

“El día que anuncié mi retiro ya me puse a trabajar como representante de jugadores y además seguía comentando partidos en la televisión y tenía un proyecto en radio. Por lo tanto, en un comienzo fue llevadero porque tenía la cabeza ocupada en nuevos objetivos en una nueva línea de trabajo, pero a los seis o doce meses me empecé a dar cuenta que no podría jugar incluso si estuviese bien”.

Se te ve bien físicamente ¿Seguro?

“Cuando llegué a Bahía y empecé a trabajar con los chicos me di cuenta que lo mío pasaba por otro lado, desde el lugar de la palabra la experiencia y demás. Eso me terminó de ayudar para asumir el retiro. Hasta hace unos meses atrás no podía evitar ir a una cancha y sentir nostalgia de algún tipo”.

Con todo lo que estabas haciendo ¿Qué fue lo que te llamó la atención de la propuesta de Pepe Sánchez para que dejes todo y vengas a cumplir una función en la cual no tenías experiencia previa?

“Todas la actividades que estaba realizando eran de índole prácticamente individual y en cierto aspecto no me estaba llenando. Quería ser parte de un grupo de trabajo y Bahía Basket me lo proporcionaba. Pepe es una referencia en lo que es un ex jugador transitando la gestión deportiva y en un lugar nuevo y diferente con herramientas de gestión tan modernas que hasta que me tengo que actualizar a diario y tomar la decisión fue lo más sencillo del mundo en ese sentido”.

¿Y el resto de las cosas?

“Esa fue la parte más difícil porque había que dejar muchas cosas construidas en el camino, desde lo laboral, lo afectivo… dejar parte grande la familia allá. Pero en el fondo era un proyecto demasiado tentador para no hacerlo”.

JUAN GUTIÉRREZ :»SOY UN ENTUSIASTA DE APRENDER COSAS NUEVAS»

Juan Gutiérrez

Juan Gutiérrez dejó su vida en Buenos Aires en busca de desafíos nuevos

¿Tuviste algún tipo de período de adaptación para ir aprendiendo la nueva función en Bahía Basket?

«Por suerte pude hacer como una transición orgánica en donde en los primeros tres o cuatro meses pude conocer a fondo el lugar, como funcionaba, la metodología utilizada y ya después de eso ponerme en a trabajar aportando mi granito de arena y como mi visión coincide con los objetivos del lugar es todo mucho más sencillo».

¿Cómo se inserta tu trabajo en ese equipo que es Bahía Basket?

«Trabajo desde la interacción con los jugadores, con otros clubes, con otras organizaciones, ayudando a procedimentar la metodología de todos los días, cambiar algunas cuestiones que uno ve de manera diferente por venir con otro bagaje. Mi cabeza está muy en línea con lo que sucede en el día a día en el Dow Center y era simplemente aprender cosas nuevas y sumar mis conocimientos».

Específicamente en la gestión deportiva has tenido ejemplos de todo tipo, tanto en Argentina como en España y en otros lugares. ¿Te sirvió esa experiencia o tuviste que barrer con todo y aprender algo completamente nuevo?

«No somos ajenos al mundo en el cual estamos insertos y por más que acá se hacen muchas cosas de manera diferente, esa experiencia recolectada con los años sirve y mucho».

«Tomo las cuestiones que pueden adaptarse a lo nuestro y descartar aquellas que no van con lo que se propone desde este espacio. Soy un entusiasta de aprender cosas nueva, por lo tanto siempre trato de aprender cosas nuevas».

¿Cuál considerás que es tu fuerte desde el lugar de dirigente deportivo y cuál el punto en el que tenés que seguir trabajando y aprendiendo?

«Creo que una fortaleza que tengo puede ser al mismo tiempo una debilidad. El haber sido jugador medianamente conocido y con recorrido te abre las puertas de manera más fácil que habiendo no pasado por ese lugar. Al mismo tiempo, me cuesta desde la interacción con los jugadores despegarme para no ponerme de su lado para ser lo objetivo que tendría que ser, pero es algo que se va aprendiendo todos los días».

¿La parte dura del dirigente deportivo es algo en lo que te tenés que capacitar?

«La capacitación no termina nunca. Todos los días estoy aprendiendo algo nuevo. Sin ir más lejos ayer participe de una reunión con dirigentes de los clubes de la ciudad y conocer a las personas que ocupan esos roles en las distintas instituciones y comprender la realidad en la que estamos metidos. Sentarme a charlar con dirigente de Velocidad, de Alem o de otros clubes nos enriquece y acerca vínculos que son fundamentales para lo que hago».

¿Cómo se inserta Bahía Básquet en el básquet de la ciudad?

«Bahía Basket se suma desde un lugar muy positivo. En un lugar que tiene que ver con Bahía como cuna de talento y acá lo que tratamos de hacer es juntar talento y generarles las oportunidades para competir, para tener una vida con herramientas adicionales al juego en un rol similar a cualquier club de la ciudad, pero con nuestra visión particular».

«Tenemos la suerte de estar en una ciudad con un gran material humano, con una competencia interna muy fuerte, que es sana y exigente. A mi me gusta mucho eso, desde alguien que viene de afuera lo valora de otro modo, incluso hasta más que los propios bahienses que están inmerso en esto y lo ven como natural, cuando no lo es».

¿Cómo ves el lugar que ocupa el básquet en las sociedad bahiense?

«Hace poco vino un entrenador foráneo al Dow que está trabajando en un equipo de G-league de la NBA y estaba maravillado con como se vive el básquet en la ciudad. Lo que nosotros asumimos como normal porque estamos metidos en el día a día, no es normal. Por eso hay que valorarlo, protegerlo y seguir trabajando con todo lo que tenemos para que esto siga mejorando y siga siendo lo más inclusivo posible».

¿Cómo ves el nivel del básquet local?

«Me encanta, realmente me gusta muchísimo. Una de las cosas que siempre decimos cuando vamos a las canchas a ver los partidos junto con el cuerpo técnico y colaboradores es: “que manera de ver buenos jugadores de básquet en Bahía”. Estamos hablando de una liga que no tiene foráneos, que está conformada en su mayoría con chicos de Bahía y la región, que muy pocos son reclutados o traídos por los clubes y sin embargo el nivel es muy bueno y a mi me gusta mucho».

El pasado fin de semana hubo un evento muy importante de carácter integrador en el Dow ¿Cuán importante es tener un departamento de género en los clubes?

«El compromiso es del Dow Center con tratar de cambiar esta realidad en la que estamos metidos, en la que la desigualdad y demás problemáticas son visibles y reales. El sábado hubo un evento increíble junto con Amnistía Internacional que se llamó #MeJuegoPorLaIgualdad en el marco de este 8M y fue excelente vivirlo porque refleja todo lo que somos y queremos ser en esta organización. Todo cambio lleva un tiempo, pero está genial que crujan las bases cuando se empiezan a cambiar las cosas».

«Tener un área de género es super positivo porque entrenadores, cuerpos técnicos, dirigencia y jugadores no somos ajenos al mundo en que vivimos y tener una perspectiva abarcadora sirve para ser mejores personas».

Para cerrar, ¿Cómo fue el vinculo de Juan Gutiérrez con los bahienses del básquet?

«Yo entré a la selección en el 2006. Estuve en la pre-selección junto con Pancho Jasen y Paolo Quinteros y fuimos el último corte antes de ir al Mundial de Japón. No compartí tanto ahí, como si en Mar del Plata 2011 (Pre-Olímpico). Pero si te gusta el básquet. la relación con los bahienses eventualmente va a existir. Jugué muchos años con Juani Jasen en España y eso hizo que forjara una muy buena relación con Pancho con el que me une una bella amistad y obviamente con Pepe y Manu y demás», cerró Juan Gutiérrez

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Bahía Basket