Seguinos

Especiales

José Luis Pisani y su inmejorable presente

La lista de entrenadores bahiense de “exportación” que vio nacer esta ciudad es larga y José Luis Pisani no es ajena a esta misma. El ex director técnico de Independiente, Bahía Basket y Estudiantes de Olavarría –entre otros- hoy se encuentra en uno de sus mejores momentos de su carrera al mando de Deportivo Viedma.

En su segunda temporada dirigiendo al equipo viedmense los objetivos son ambiciosos: lograr el tan ansiado ascenso a la Liga Nacional. Terminó cuarto en la etapa regular de la Zona Sur (record 15-11) evitando la reclasificación para comenzar los playoffs en cuartos de final (el primer partido será mañana a las 21.30 ante Centro Español).

Durante el último fin de semana, aprovechando un extenso parate de 25 días, disputó junto a su equipo dos amistosos ante clubes de nuestra ciudad. El día viernes derrotó a Alem por 94 a 78 y el sábado cayó ante Liniers por 73 a 71.

¿Qué balance podes hacer de los dos partidos amistosos en Bahía Blanca?

“El balance de los dos partidos es positivo. Estamos en una situación muy particular, porque el equipo después de jugar cuarenta partidos en la etapa regular nos quedó un bache de 25 días sin jugar. Entendía que necesitábamos un par de amistosos. Y conociendo el torneo local de Bahía podíamos hacer partidos competitivos y así fue, fueron dos juegos de muy buena calidad. Quizás mas el primero ante Alem que frente a Liniers porque el equipo estaba mejor físicamente. Nos sirvió mucho, cumplimos con el objetivo nuestro que era calmar la ansiedad previa a los playoffs”.

¿Cómo viste a ambos equipos?

“A Liniers y Alem los veo muy bien. En el caso de Alem son chicos que corren mucho, muy intensos para jugar. Recurren mucho al tiro de tres puntos más la experiencia y el equilibro que le dan Pancho Jasen y Federico Radavero. Se dio un partido de alto nivel. Con Liniers se terminó dando un partido de ataques estacionados. Es un plantel con jugadores de mayor envergadura física y experiencia. Por lo que uno entiende es uno de los candidatos a salir campeón. Pero en líneas generales los vi bien a los dos, con distintos matices.

Si bien hay diferencia entre la Liga Argentina y el torneo local, creo que se pueden hacer partidos competitivos y eso es algo muy positivo que sacamos”.

Ante Alem te tocó enfrentarte ante un viejo amigo, ¿Cómo lo viste a Mauro Polla?

“Lo veo muy bien, feliz. Hablando con el ahora que lo volví a ver se lo nota contento. Él quería quedarse en Bahía Blanca cerca de su familia y eso a uno lo deja feliz.

Mi relación con Mauro es de amistad. Nos conocemos hace muchos años. Comenzamos en Independiente donde nos tocó salir campeones de Segunda. Después nos tocó compartir selección de Bahía y de provincia de Buenos Aires, dos años en Bahía Basket, más muchos campus donde estuvimos juntos”.

Entre sus filas tienen al bahiense Joaquín Sánchez, ¿Cómo es su presente y cuanto potencial tiene?

“El presente de Joaquín es muy bueno. Tiene una excelente calidad humana y de compromiso diario que lo hace estar en un pleno crecimiento. Sin lugar a duda que fue una temporada muy importante, tuvo muchos minutos y varios partidos de titular, le tocó tomar muchas decisiones importantes en el equipo. Empezó la temporada muy alto, después como todo jugador joven entró en una meseta, y en el final de la fase regular, antes de lesionarse, estaba en un altísimo nivel, encontró su lugar en el equipo.

Tiene un potencial muy importante y creo que aprovechó muy bien su paso por Deportivo Viedma. Lo ha hecho muy bien en esta oportunidad que tuvo de jugar en un equipo de Liga Argentina. Esta lesión lo hace llegar entre algodones a los playoffs pero con el correr de los partidos se va a poner bien y va a cerrar un gran año. Se lo merece a nivel humano y profesional”.

¿Cómo ves el básquet de nuestra ciudad?

«El básquet local lo sigo bastante. Cuando voy a Bahía trato de ir a algún partido, o seguir las páginas del básquet local. Siempre intento estar de alguna manera. El nivel es bueno, desde que me toco irme de la ciudad uno se da cuenta de la importancia que tiene el básquet bahiense a nivel nacional. Por la competencia, por la calidad de sus jugadores, entrenadores y dirigentes, el nivel arbitral, el estado de las canchas. Todo eso pone a Bahía como capital del básquet. Me pone contento ver que marcha todo perfecto».

¿Para qué está Deportiva Viedma en esta Liga Argentina?

«Creo que el equipo está con un poco de incertidumbre. Tal vez por el tiempo que hace que no jugamos. Estamos sin jugar y vamos a recibir a un rival que viene de jugar un playoff. El objetivo siempre es alto. Deportivo Viedma en las últimas temporadas viene de estar en los mejores cuatro equipos de la Zona Sur, por eso que el objetivo mínimo es llegar a la semifinal y aspirar a una final del país que es lo que esta institución nunca jugó».

¿Cómo te sentís en lo personal dirigiendo, una vez más, la segunda categoría del básquet argentino?

«Me siento muy bien. Con el correr de los años (ya es mi séptima temporada dirigiendo la segunda categoría del básquet argentino) uno tiene una cierta experiencia que hace sentirse mejor. Estoy en un lugar que me han dado mucha libertad de trabajo, en un equipo importante de Liga Argentina. Los dirigentes entendieron muchas cosas que uno planteó, incluso las extradeportivas. Desde mejorar la infraestructura, la oficina de trabajo, los vestuarios, un cuerpo técnico más grande. Muchas cosas que nos hizo muy bien a todos, y a mí me sienta bien».

¿Cuáles son tus objetivos personales?

«Un plan a futuro en lo personal es seguir con trabajo en el básquet profesional argentino, que sabemos que no es fácil. Pero ojala podamos cerrar bien la temporada y ascender con Deportivo Viedma. Jugar la Liga Nacional con este equipo es el anhelo que tengo, por lo que trabajo todos los días».

Foto: prensa Bahía Basket

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales