Seguinos

Especiales

Jorge Faggiano: dedicación y voluntad alba

Jorge Faggiano

El 24 de marzo de 1961 nacía en Punta Alta Jorge Faggiano, unos de los símbolos más importantes de la historia de Estudiantes y representante de la primera camada de basquetbolistas profesionales en la LNB.

Jorge Faggiano, sus inicios y el profesionalismo

Hijo de un cordobés y una puntaltense, Jorge llegó al básquet de manera curiosa, ya que fue un novio de su hermana quien le insistió para que probara suerte en Altense.  Su ya promisoria estatura a temprana edad fue un punto determinante: “me insistía mucho para que vaya a jugar, pero yo no quería saber nada al principio porque tenía que tomarme un colectivo para ir hasta el club. Una vez que empecé a jugar fue un camino de ida y no miré atrás” dice Jorge en su entrevista con Rubén Berman para “Ciudad del básquet”.

Dueño de un físico privilegiado (ya había superado el 1.90 mts a los 15 años) jugó desde temprano en categorías superiores en su Punta Alta natal y, con la vista siempre en progresar en su juego, quiso probar suerte en Bahía Blanca.

Jorge Faggiano llegó a Estudiantes en busca de mayor rodaje, mejorar su juego y progresar en el deporte rey de la ciudad. “Me recibió Beto Cabrera y siempre trató de que mejorara en mi juego. Al principio jugué de cinco, pero él era un adelantado y me desafió a jugar de frente al aro, porque sabía lo que se venía”.

Cabrera y Faggiano

Beto Cabrera en pleno pick and roll con Faggiano

Sus inicios en la institución de calle Santa Fe fueron promisorios: ya como juvenil era parte del plantel de Primera División con el que alcanzó a llevarse un par de torneos locales incluyendo el último en que participó Beto Cabrera, venciendo a Pacífico en cancha de Independiente.

“Jorge Faggiano era un diamante en bruto cuando arribó a Estudiantes, nos cuenta Roberto Juanpataoro. Tenía un potencial físico tremendo y los técnicos y él se encargaron de perfeccionar su juego con el correr de los años. Se ganó todo con mucho sacrificio, tenía un físico excepcional, pero trabajó mucho para llegar a ser el jugador que fue, jugando en diversas posiciones, incluso hasta llegó a hacerlo de uno en alguna oportunidad”.

En la temporada 84 aprovechó su estadía en Buenos Aires para jugar en Independiente de Avellaneda en un torneo de FEBAMBA muy competitivo, en el que competían muchos de los núcleos que después formarían los primeros clubes de LNB.

Al finalizar el torneo de transición y con la negativa de Independiente de participar en la Liga Nacional, retornó a Estudiantes para jugar durante tres años en la máxima categoría del básquet nacional.

Su posterior partida lo llevó a un periplo por Quilmes de Mar del Plata, Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia e incluso Olimpo en su vuelta a la ciudad en el año 90.

Cruzó la calle y durante cuatro años volvió a Estudiantes. Allí, estuvo en varios equipos albos que marcaron época, dejando recuerdos invalorables en el club y en sus compañeros: “A mí me ayudó muchísimo siendo un chico del club que estaba peleando por un lugar”, nos dice Josi Gil. “En esa época era muy difícil ganarse un lugar desde abajo y él siempre me apoyó para que llegara. Un compañero irreprochable, que como jugador marcó el camino, siendo uno de los más grandes de la historia del club”.

Estudiantes LNB 91/92

Un juvenil Josi Gil debajo e Jorge Faggiano (derecha)

El lapso de cuatro años fue interrumpido por un paso por Andino de la Rioja y Deportivo Viedma.

En 1996 retorna a la ciudad para despedirse de la actividad en un temprano retiro (tenía tan solo 36 años):

“Fue una decisión que maduré durante un tiempo, ya que ahora hay que entrenar duro y me estaban costando bastante los viajes y el entrenamiento”, explicó Jorge Faggiano a Clarín en aquel momento.

Jorge Faggiano: las selecciones y la dirigencia

El puntaltense tuvo una promisoria carrera por las selecciones de su ciudad, Bahía Blanca, Provincia de Buenos Aires y Argentina.

Con Bahía Blanca obtuvo títulos en 79, 80, 81, 83 y 87. Además, vistió la casaca de Provincia obteniendo los títulos en Neuquén y Salta (1980 y 86) y jugó 40 partidos en la selección mayor.

Con la selección juvenil consiguió la plata en el Sudamericano de Uruguay de 1979, tomó parte en el Mundial Juvenil ese mismo año, en Brasil, y alcanzó la medalla de oro en el Panamericano de Buenos Aires en 1980.

Con el seleccionado mayor, participó en los Preolímpicos de Brasil 1984 y Uruguay 88. También en los Juegos Panamericanos de Caracas, en 1983 (donde enfrentó a Charles Barkley, Patrick Ewing y un tal Michael Jordan); el Sudamericano de Paraguay, en 1987, donde obtuvieron la medalla de oro; ​ y el Panamericano de Indianápolis de 1987.

No pudo darse el lujo de jugar un Mundial, estuvo cerca del de España, pero no superó el último corte: “León (Najnudel) quería llevar altura, veía que en el contexto internacional necesitaba gente más grande y junto a Marcelo Richotti quedamos fuera en el último momento” dice Jorge recordando aquel instante.

Una vez que dejó la actividad, Jorge Faggiano siguió vinculado a Estudiantes, primero como padre colaborador, luego como dirigente y finalmente como presidente de la institución.

Hasta el día de hoy se lo puede ver en el club, como hace ya más de cuatro décadas cuando trajo sus sueños en un bolso proveniente de Punta Alta.

“Creo que después de René Giménez y Alberto Cabrera, Jorge Faggiano fue el símbolo de Estudiantes. Es la triada de ídolos más grandes del club y se lo ganó siendo un compañero excelente, una persona maravillosa y un excelente jugador”, la sentencia pertenece a Roberto Juanpataoro y deja claro la huella indeleble que ha dejado en la institución, como ese #12 que subió a lo más alto del Casanova para quedar inmortalizado.

 

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales