Seguinos

Clubes

Franco Pennacchiotti: “Tenemos con qué soñar para ascender”

Villa Mitre ganó en la noche de ayer por 95 a 81 ante Perfora de Plaza Huincul en el quinto partido de la serie de playoffs del Torneo Federal.

Tras ganar los dos primeros encuentros en el José Martínez, el tricolor tuvo una dura visita a Plaza Huincul, donde cayó en ambos cotejos y la serie se vio forzada a un quinto juego.

En una noche que no fue para nada sencilla para los dirigidos por Ariel Ugolini, la eficacia del conjunto visitante en el primer tiempo fue inesperada y llamativa. El partido se terminó haciendo cuesta arriba (comenzó el último cuarto perdiendo por nueve) pero la jerarquía y la personalidad de un plantel que aspira grande declinó la balanza a su favor y se llevó un triunfo muy valioso, por la clasificación y por la confianza para lo que viene.

Por los cuartos de final, Villa Mitre se enfrentara a Independiente de Oliva en una serie también al mejor de cinco que arrancará el próximo jueves en el José Martínez. El equipo cordobés viene de ser verdugo de Independiente de Neuquén en un choque que también tuvo que ir al quinto juego. Entre sus filas cuenta con un amplio roster y de calidad, con jugadores que disputaron la Liga Nacional como Daniel Tabbia (Atenas) y Cristian Scaramuzzino (San Martin de Corrientes y Obras Sanitarias), y un conocido para el básquet de nuestra ciudad: Juan Pablo Wall, con paso en Bahiense del Norte y selección de Bahía en el año 2008.

¿Cuál es el balance de esta serie y del partido de ayer puntualmente?

“En líneas generales tuvimos un arranque muy bueno, mejor de lo esperado teniendo en cuenta el parate que teníamos antes del primer partido. Pero también hubo una deuda pendiente en los dos partidos de visitantes que no jugamos como sabemos, nos relajamos de más.

En el partido de ayer fue más positivo de lo que daba la sensación adentro de la cancha. Si analizas los números, tuvieron un 60% de triples en el primer tiempo. Y a pesar de eso, en un quinto partido de una serie, tuvimos la cabeza fría hasta encontrar nuestro momento. Eso es algo muy meritorio”.

¿Se esperaban un rival tan duro como lo fue Pérfora?

“En general sabíamos que iba a ser difícil. Era un rival que tenía buenos jugadores. Se terminó complicando un poco más de lo que se esperaba después de los primeros dos partidos. Ellos jugaron bien allá, ajustaron algunas cosas y vinieron muy confiados a jugar el quinto”.

Independiente de Oliva o Independiente de Neuquén, ¿Cuál veían con mejores ojos?

“Preferíamos Independiente de Neuquén porque nos había quedado la espina clavada de perder los dos partidos allá. Nos consideramos superiores. No tengo duda que Independiente de Oliva es mejor equipo, más completo y largo. Vamos a tener que hacer un planteo muy inteligente porque tiene muchas variantes de gol, sobre todo en el perímetro, y una defensa muy intensa”.

¿Para qué está este equipo?

“La realidad es que todos los equipos en estas instancias sueñan con el ascenso. Nosotros tal vez tenemos con que soñar para ascender porque clasificamos entre los mejores cuatro del país y hemos demostrado que somos un gran equipo. A eso se le suma que podamos jugar varios playoffs definiendo de local, con lo que conlleva una localía en Villa Mitre. Buscaremos seguir mejorando los detalles que nos faltaron en esta serie y aprender, nos sirve haber llegado a un quinto y jugar partidos afuera muy difícil. Nos fortalece para lo que viene”.

Foto: La Nueva

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes