Seguinos

Especiales

El presente de Jorge Faggiano

Con mayor o menor vinculación al básquet en la actualidad, la imagen de Jorge Faggiano perdura por siempre dentro de los hitos de Bahía Blanca. Porque más allá de su grandiosa carrera, desde su retiro continua colaborando, tanto con su querido Estudiantes como con el básquet bahiense en general.

Respecto a su actualidad, Jorge afirma que su “vinculación al básquet en este momento es mucho menor a la de hace 4 o 5 años. Por cuestiones laborales no puedo dedicarle el tiempo que me gustaría. Por supuesto que estoy ligado a Estudiantes, colaboro y apoyo con la comisión directiva y cuando me requieren algún consejo para el básquet tanto mayor como menor”. Además, asegura que espera para este año poder dedicarse más al básquet. “Es lo que realmente me gusta, quiero poder relacionarme más con la práctica deportiva en sí”.

Desde su experiencia analiza el actual proceso de cambios que atraviesa la competencia. “En Primera y Segunda veo un ayornamiento importante. La Asociación está buscando el camino para estar más a tono con los tiempos que se viven. Cada vez que hay un cambio hay que esperar y ver los resultados. Yo no sé cómo va a salir pero se necesitaba algo así. La idea es que se hable un poco más de básquet. Hace falta una alternativa sumada al apoyo de los clubes para acercar a la gente de nuevo al básquet. Cada club tiene la tarea de devolver el sentido de pertenencia y tiene que empezar por los mismos chicos que practican en el club”.

Nacido en Punta Alta, su carrera basquetbolística comenzó a los 11 años solo por el hecho de ser alto pero sin demasiada idea del deporte. Su primer club fue Altense, donde jugó hasta los 15 años y decide irse a Bahía Blanca en busca de mayor competencia. Respecto a la inclusión de los equipos puntaltenses, Jorge señala que “desde hace años deberían estar integrados totalmente. Genera un aire renovado y una competitividad que hace más interesante el torneo. Y además amplia la fuente de trabajo para los jugadores”.

Además de su exitosísima carrera en Liga Nacional (Estudiantes, Olimpo, Quilmes de Mar del Plata, Gimnasia de Comodoro, Andino, etc), también vistió la camiseta de la Selección Argentina en numerosas presentaciones (Preolímpicos 1984 y 1988, Panamericanos 1983 y 1987, y el Sudamericano en 1987 en Paraguay donde obtuvo la medalla dorada), dándose el gusto de tener que defender a un tal Michael Jordan en el Preolímpico de Brasil 1984.

En noviembre del año pasado, la convocatoria de su hijo Lucas los transformó en la séptima pareja de padre e hijo en jugar para el combinado argentino mayor. Los anteriores: Gustavo Chazarreta padre y Gustavo Chazarreta hijo; Evaristo y Esteban Pérez; Rubén Fernandez y Gabriel Fernández; Fernando Prato y Patricio Prato; Chuzo González y Luciano González; Marcelo Richotti y Nicolás Richotti.

“Fue una alegría enorme como padre, como cualquiera que su hijo juega en una selección argentina en cualquier deporte. Pero fundamentalmente porque fue un reconocimiento a todo lo que trabajó y se esforzó Lucas. No porque tendría que haber estado antes, porque si hay un puesto que sobra talento en Argentina es en el del base. Pero para él es un espaldarazo y decir “estoy acá, estoy haciendo las cosas bien”. Ojalá pueda estar más tiempo, pero él sabe muy bien que en su puesto hay muchos jugadores. Tiene que disfrutar, como lo hacemos nosotros”.

También analiza la actualidad de su hijo en la Liga Nacional. “En San Martín está muy afianzado. Se siente muy contento con el equipo y con la ciudad. Si bien este año se desarmaron un poco y están siendo irregulares, Lucas tiene muchos minutos y muchas responsabilidades”.

¿El bahiense tiene una relación especial por el básquet? “El gusto por el básquet está. No solo hay muchos clubes y jugadores, sino que mucha gente que sabe y opina. Obviamente que con el paso del tiempo otros deportes ganaron terrenos. Pero yo creo que mucho tiene que ver los triunfos que lleguen desde los equipos a la ciudad. De todas formas, Bahía sigue respirando y hablando de básquet.

Fuente: Joaquin Iraizoz ABB

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales