Seguinos

Clubes

El básquetbol bahiense, a pesar de la pandemia, no detiene su marcha

La preocupación lógica de los dirigentes del básquetbol local no escapa a la del resto de los deportes: sin actividad se frenó la economía y el movimiento dentro de los clubes. Surgen preguntas, cuyas respuestas están enmarcadas por suposiciones frente a la crisis en el que vivimos a raíz del coronavirus.

Así y todo, en algunos casos se encuentran ocupados y aprovechando el tiempo para continuar mejorando sus instalaciones. Otros, en cambio, habían llegado a tiempo a terminarlas, como Independiente, que logró cambiar el piso, Pacífico que pudo mejorarlo y colocar un par de tableros o Sportivo, mejorando el piso de la cancha auxiliar.

En Argentino alcanzaron a demoler la pared paralela a la cancha principal y parte de la cantina.

De esta manera, unificaron las dos canchas y, en la auxiliar, ya colocaron uno de los dos tableros.

También tienen previsto mejorar los vestuarios y la entrada por el pasillo que desemboca debajo del aro sobre calle Holdich, aunque el acceso continuará siendo por la cantina.

Uno que está en plena obra es Bahiense del Norte, tras reanudar las actividades, de forma restringida, continuando de esta manera la obra que habían comenzado en enero.

“La idea es intervenir el lugar que separan la cancha principal con la de patín, para que sea mucho más cómodo para todos y, así, darle mayor prestación a la gente que transita”, contó el presidente Leandro Ginóbili.

Esto permitirá, en planta baja, que patín utilice un vestuario propio, además de optimizar los baños, incluyendo uno para discapacitados.

básquetbol

El proyecto también tiene un entrepiso.

“Ahí habrá salones para diferentes actividades: una sala de espera, donde irían los padres mientras los chicos practiquen y tendrán visión para las canchas. Y arriba, un gimnasio balconado, con vista a la cancha principal”, detalló Ginóbili.

En Comercial, otro que movió, se encuentran en plena colocación del piso parquet en la cancha auxiliar, dentro del propio gimnasio Osvaldo Giorgetti.

básquetbol

“La superficie es de 360 metros cuadrados (26×14)”, detalló el directivo Lucas Vinderola.

“Esto pudimos concretarlo gracias a la obtención del presupuesto participativo de la firma Dow, que nos dio 400 mil pesos y el resto lo estamos recaudando con la venta del metro cuadrado de parquet, a $1.500 en 3 cuotas”, puntualizó.

En tanto, ya hicieron la obra de iluminación en la cancha auxiliar y el espacio funcional.

Por su parte, el ambicioso proyecto de Leandro N. Alem va tomando forma.

básquetbol

Ya tienen en marcha una cancha auxiliar de básquetbol al Daniel Lacunza, de 700 metros cuadrados (20×35) y un gimnasio de musculación que será destinado a jugadores y socios.

“Estamos continuando los trabajos, con el techo y las paredes laterales. Y después seguiríamos con el parquet y los aros. También, ya tenemos las luces, sólo falta instalarlas. La intención es no detenernos”, contó “Pancho”.

Napostá es otro que alcanzó a concretar el grueso de la obra prevista, reemplazando el piso completo del Antonio Palma.

básquetbol

“Se sacó el que estaba y el original. Se llegó hasta el piso de baldosa”, explicó el dirigente Ubaldo Berlusconi.

También removieron el pasillo entre la cancha y la tribuna, sacaron las barandas y levantaron el cemento del espacio que estaba detrás del aro de espaldas a calle Zapiola, cubriendo todo de parquet.

El básquetbol, aun sin jugadores en las canchas, siempre está en movimiento.

 

CRÉDITOS: LaNueva.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes