Seguinos

Especiales

El aniversario del Osvaldo Casanova

Pasaron 80 años y el estadio de Estudiantes, esa magnífica obra que bajo la presidencia del doctor Osvaldo Casanova (se mantuvo desde 1938 a 1951), proyectó el arquitecto Manuel Mayer Méndez y construyó el cementista Manlio Fioravanti, se mantiene vigente por lo visionarios que fueron para levantar semejante estructura y, otro poco, por la falta de gestión para concretar algunas alternativas que se presentaron y, cuando las hubo, el poder político impidió.

Patrimonio arquitectónico de la ciudad y sitio de interés cultural e histórico, el Casanova, aún con sus limitaciones propias que genera el paso del tiempo, sigue conteniendo partidos de Liga Nacional –al menos- hasta que Bahía Basket se mude al Dow Center, otra obra de relevancia para la ciudad.

Claro que las diferencias arquitectónicas entre ambas tienen que ver con la funcionalidad y finalidad, por lo que se puede decir que la similitud entre ambas obras es únicamente la prestación en cuanto a poder albergar la competencia a nivel profesional.

Lo cierto es que un día como hoy, de 1939, Estudiantes inauguraba oficialmente su estadio, ícono del básquetbol bahiense y de la mayoría de los espectáculos deportivos más relevantes de la ciudad.

Con el piso de ladrillo molido –similar a las canchas de tenis- y los tableros de madera, copia de los utilizados en los Juegos Olímpicos de Berlín 1936, la cancha contenía lo básico para poder jugar.

De todos modos, lo más impactante era el anillo de cemento que abrazaba a la propia cancha, por entonces, sin el innovador techo que la caracteriza.

Para la inauguración del estadio llegó a la ciudad el equipo de River Plate, con todas sus figuras, enfrentando en el partido inaugural a Estudiantes, al que venció, por 59 a 16.

La síntesis del juego:

Estudiantes (16): Andrés Balza (1), Fransciso Testa, Acasio Flores, Juan Mendiburu, Romeo Palma (2), Héctor Tirabasso, Norman Baccini, Alejandro Bournaud (11), Eduardo Illincheta (2) y Emilio Neüendam.

River (59): Barbaglia, Illan (1), Parodi (15), Gandolfo (19), Porta (19), Romagnolo (4), Correa, Landajo (1), Vázquez y Cattáneo.

Primer tiempo: Estudiantes 3, River 37.

Arbitros: Francisco Boccanegra y Abel Bournaud.

EL TREN DEL EMPATE
En la segunda jornada, aprovechando la visita de River, campeón metropolitano, el rival fue un seleccionado bahiense y curiosamente terminaron 32 a 32.

Si bien reglamentariamente tendrían que haber jugado un tiempo suplementario, el partido se dio por finalizado porque el tren que trasladaría a la delegación visitante salía a las 21 y no tenían margen de tiempo para continuar jugando.

Bahía no contó con la mayoría de sus jugadores más importantes, a quienes preservaron, considerando que se aproximaba la disputa del torneo Argentino.

Esta es la síntesis:

River Plate (32): Barbaglia, Illan (1), Parodi (19), Gandolfo (6), Porta (4), Romagnolo, Correa (2), Landajo, Vázquez y Cattáneo.

Bahía Blanca (32): Eduardo Moro (1), Juan Mendiburu (5), Romeo Palma (11), Alejandro Bournaud (4), José De Pietro (7), Héctor Tirabasso (1), Julio Brini (2), Balza, Eduardo Ilincheta y Francisco Testa.

Primer tiempo: River 18, Bahía 20.

Tiros libres: River, 8-17 y Bahía, 6-16.

Cuatro faltas: Porta (R), Moro, Palma y Mendoburu (BB).

Arbitros: Francisco Boccanegra y Abel A. Bournaud.

FUENTE: LaNueva.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales