Seguinos

Clubes

Branco Salvatori, de un sueño tras otro

Branco Salvatori

Pieza fundamental de Pacífico en el título de Segunda División. Con entrega, intensidad, personalidad y puntos, durante el transcurso del año fue sumando minutos y terminó adueñándose la conducción del equipo. En la final, dejó atónitos a todos los espectadores con un segundo tiempo clave para la remontada y cumplir su sueño: lograr un campeonato con el club de toda su vida. Porque por las venas de Branco corre sangre verde.

Nació un 30 de abril de 1999 en Bahía Blanca. Por herencia familiar la pelota naranja fue su primer juguete y el club Pacífico el patio de su casa. Sus primeros pasos los dio en calle Charlone jugando desde los tres años y formando un vínculo de pertenencia imborrable. Porque si bien el 2019 le puso otra meta por delante, ni más ni menos que disputar un Torneo Federal con Perfora de Plaza Huincul, el joven base tiene más que claro que una vez finalizada la temporada volverá a su casa para ayudar al club en mantener la categoría.

Con tan solo 19 años, se dio el gusto de disfrutar un título junto a un grupo de jugadores históricos, siendo titular y coronándolo con un partido final para el recuadro. Fue parte de un proyecto de juveniles liderado por Martin Luis y Mauro Richotti, con un trabajo desde inferiores que lleva años y que comenzó a dar frutos en el primer equipo.

Desde la pronta eliminación en la primera mitad del año, la influencia de Martin Luis (su padre basquetbolistico), el partido decisivo para lograr el título y su nueva experiencia en Perfora, Branco realizó un pequeño repaso de lo que fue un inolvidable 2018 y lo que vendrá para esta nueva temporada:

¿En qué momento del año sintieron que podían ser campeones?

Fue un año de menor a mayor. Sportivo nos eliminó temprano del primer torneo. Antes de empezar el segundo torneo, tuvimos una reunión en el vestuario en la que Martin planteo cuál era el objetivo, para que estábamos. Ahí nos pusimos entre ceja y ceja ascender, jugar todos los partidos para eso. Dejando todo en cada entrenamiento, cada minuto, cada pelota pesando en el ascenso.

¿Cuál fue la clave para lograr el objetivo?

La clave estuvo meternos en la cabeza de que podíamos, confiar en nosotros mismos. También fue muy importante la incorporación de Tomas Chapero que nos dio una mano tremenda, y la definición de los roles dentro del equipo, quien generaba juego, quien definía y quien defendía.

¿Qué influencia tuvo Martin Luis sobre vos y el equipo?

A Martin lo tengo desde el 2011. Siempre te da confianza, te hace levantar la cabeza si no estás bien, te corrige pensando en vos como jugador, te hace mejorar. Y en cuanto al equipo, en el segundo torneo él le encontró la vuelta a cómo hacernos reaccionar cuando estábamos dormidos, que no siempre era pegar un grito. Buscaba la manera para que nos diéramos cuenta que estábamos haciendo las cosas mal. Como paso la semifinal con Sportivo. En el cuarto partido entramos relajados en cancha de ellos y nos hizo reaccionar él. Además de que al momento de los entrenamientos nunca baja la intensidad, lo teníamos todo el tiempo atrás y te obligaba a entrenar al máximo.

¿Qué significó para vos salir campeón con Pacifico?

Salir campeón con Pacifico fue una cosa increíble. Me había tocado con preifantiles en 2012, pero hacerlo con la primera del club y jugando con muchos amigos al lado fue algo único, creo que va a ser muy difícil repetir lo que vivimos ese día en cancha de Olimpo. Junto con Juan (Marini), Manu (Maina), Martin (Luis), Mauro (Richotti) y todos los que estaban en el club desde hace un tiempo veníamos trabajando para esto, es más gratificante que sea con ellos.

Respecto al partido decisivo ante Sportivo que firmó una planilla de 34 puntos (8/11 t2 y 15/23 tl),  4 rebotes, 3 asistencias y 2 robos, con 39 de valoración:

Fue el mejor partido de mi vida. En la primera parte había tenido varias perdidas, hice tres foules, no encontraba el juego. Y cuando llegue al vestuario en el entretiempo me agarró Martin y me dijo “¿Qué pasa si erras?” y yo le dije que nada, “¿Y qué pasa si la metes?” y yo le dije que podemos ganar, “Bueno entonces tira al aro” porque había tomado solo un tiro. Eso fue lo que me hizo levantar. En el arranque del tercer cuarto metí las dos primeras pelotas y ya después lo que tiraba para arriba entraba. Por suerte se dio así y lo pudimos sacar adelante el partido.

¿Cómo se dio lo de Perfora y como te estas adaptando?

Lo de Perfora se dio sobre fin de diciembre. Me llamaron y a los días estaba todo arreglado. Llegue el domingo 6 de enero y me encontré con un grupo muy bueno, tanto en lo deportivo como en lo humano. Me estoy adaptando bien y con ganas de empezar a jugar.

¿Cuáles son los objetivos para el 2019?

El primer objetivo es poder hacer un buen torneo Federal, aportar lo que tenga que aportar en Perfora. Y después en el receso seguir jugando en Pacifico, dar una mano en lo que pueda y ver cómo se va dando el año.

 

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Clubes