Seguinos

Especiales

A 36 años de un hito histórico del básquet nacional

básquet nacional

Un día como hoy, pero de 1984 se jugaba el primer partido de la Liga Nacional A, torneo de transición previo a lo que fue la primera Liga Nacional de básquet profesional en 1985.

Como no podía ser de otra forma, el Osvaldo Casanova albergó el partido inaugural entre Pacífico de Bahía Blanca y Ferro Carril Oeste. La victoria terminó siendo para el equipo de nuestra ciudad por 87 a 68.

Los participantes fueron los 10 mejores equipos del campeonato argentino, los cuales estaban divididos en 2 grupos. El “verde” se quedó con el Grupo Azul, y fue eliminado en semifinales ante San Andres (quien luego saldría campeón).

Fue un equipo de barrio que terminó siendo el equipo para muchos imparciales en aquella de época. Contagiaba por ser aguerrido y atrevido, con jugadores identificados con el club y extranjeros que terminaron siendo furor en la ciudad. De hecho el norteamericano Neal Robinson fue el máximo anotador del torneo con 464 puntos (25.77 por partido).

Mientras que el otro representante de nuestra ciudad, Estudiantes, finalizó en la quinta posición del Grupo Blanco.

Esta prueba piloto terminó siendo el puntapié inicial para la creación de una liga profesional de básquet en nuestro país. El sueño de León Najnudel, acompañado por José María “Yoyo” Cavallero, Horacio Seguí, Osvaldo Ricardo Orcasitas, entre otros; terminó haciéndose realidad un año después, convirtiéndose quizás en uno de los hitos mas importantes de nuestro básquet.

Y para remarcar lo valioso que terminó siendo la Liga Nacional, recordamos la palabra de Marcelo Richotti en conversación con el equipo de prensa de la ABB el año pasado.

“La creación de la liga sirvió para potenciar un montón de talentos que quizás si no hubiera estado, pasaban desapercibidos. El hecho de que se haya creado una competencia profesional con 16 equipos, donde les dieron la posibilidad a muchos jóvenes para poder mostrarse y crecer, hizo que nuestro básquet vaya para arriba” señaló el base de aquel equipo de Pacífico.

Básquet nacional

Síntesis del partido

Pacífico (87): Marcelo Richotti (17), Randy Burkert (13), Carlos De Battista (18), Neal Robinson (27) y Ottón Jascowsky (12). DT: Oscar Sánchez.

Ferro (68): Miguel Cortijo (10), Hugo Belli (9), Javier Maretto (20), Sebastián Uranga (15), Diego Maggi (8), fi; Gabriel Darrás (6), Orlando Fabián Tourn y Fernando Borcel. DT: Luis Martínez.

Primer tiempo: Pacífico 37, Ferro 37.

Tiros libres: Pacífico, 19-30 y Ferro, 4-10.

Cinco faltas: Maggi y Darras (F).

Árbitros: Juan Carlos Gómez y Alberto García.

Sobre aquel plantel de Pacífico, Oscar “Huevo” Sánchez describió para La Nueva. lo siguiente: “Con Richotti podías ir a jugar a Vietnam, de visitante; De Battista era un asesino silencioso con un tiro elegante; Ottón Jascowsky era un animal y también con él podías ir a jugar a Vietnam, sin ventaja deportiva; Randy era el manual del gesto de la defensa, el típico blanco que salió hace horas de la universidad; Neal, en espacio reducido y una tablita de parquet desequilibraba como ninguno; terminó siendo el mejor extranjero de la competencia. Y después teníamos a (Héctor) Ceballos, que yo sabía que respiraba porque vivía, pero siempre efectivo y al Sangre (César) Petroni, zurdo hasta para masticar. Así largamos”.

Básquet Nacional

La Liga Nacional en la actualidad

36 años después, la Liga Nacional Argentina pasó de ser un incipiente proyecto con dudas de si se extendería en el tiempo, a ser una de las competencias mas atractivas del continente y exportar innumerables cantidades de jugadores a la NBA, Europa y ligas extranjeras.

Sin ir mas lejos, la actual Selección Argentina que logró el subcampeonato en el Mundial de China 2019 tuvo a 11 de los 12 convocados provenientes de la Liga Nacional.

Con proyectos actuales de gran presupuesto económico como el de San Lorenzo, compitiendo a nivel continental y mundial; otros de mucho trabajo serio e intensivo como Instituto, Gimnasia de Comodoro o Quimsa; y la escuela de básquet que fomenta nuestro representante local Bahía Basket, con Pepe Sánchez a la cabeza y el Dow Center cómo símbolo de trabajo; lo logrado en la actualidad era inimaginable en sus inicios. O no, porque su impulsor Leon Najnudel, sin lugar a dudas un adelantado en su época, ya podía ver el potencial que tenía nuestro básquet.

Pasaron grandes equipos como Ferro, Atenas o GEPU en los inicios; Peñarol de Mar del Plata más acá en el tiempo; y el mencionado San Lorenzo en la actualidad; y cada época fue determinante para lo que vino después.

Fotos: La Nueva.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales