Seguinos

9 de Julio

9 de Julio, apuntando a las bases

9 de Julio - mini basquet

Con el inicio de la actividad a la vuelta de la esquina, 9 de Julio se prepara para consolidar su proyecto de básquet femenino apuntalado por su proyecto deportivo integrador.

EL PROYECTO DEPORTIVO DE 9 DE JULIO Y EL BÁSQUET FEMENINO

Con la conducción de Cristian Lambrecht y el cuerpo de profesionales de la institución, el conjunto albiazul, quiere dar un paso integrador y apuntalar uno de sus lemas primordiales: «el brindar el deporte a todas y todos».

La ABB quiere consolidar el básquet femenino desde las categorías iniciales y para ello, dictaminó la obligatoriedad de la escuelita mixta. Los clubes han decidido recoger el guante y se han lanzado a la promoción, reclutamiento y consolidación del básquet de mujeres. 9 de Julio no escapa a esto y va en busca del siguiente paso.

«Dentro de los objetivos del proyecto deportivo de 9 de Julio el básquet femenino se inserta en uno de sus pilares que es el de «enseñarle el deporte a todas y todos», sin distinción de género. Nuestra idea es que todos y todas tengan la posibilidad de practicar alguna actividad y con preferencia el básquet que es la deporte principal», comenta Cristian Lambrecht,

En base a un trabajo de investigación realizado por el propio Lambrecht, la ciudad cuenta con 13.000 chicos y chicas que practican algún tipo de deporte federado en la ciudad. El resultado arrojó que hay tres veces más varones que mujeres dentro del rango de 9 a 19 años en relación directa con una institución: «esto nos lleva a una posición activa para acercar a las mujeres al club. Esta situación es la que estamos viviendo todos los clubes en la actualidad, por este motivo tenemos que trabajar fuerte en el reclutamiento, sobre todo de las más chicas».

 

Fortalecer las categorías iniciales es el punto primordial para poder replicar el sostenimiento de algo en el tiempo y en el caso del básquet femenino es fundamental para que no se corte la práctica del deporte por no contar con suficientes jugadoras.

«Desde la escuelita queremos ir incorporando cada vez más y con ello fortalecer la disciplina para que no terminen siendo grupos aislados. Si lo logramos, vamos a poder establecer una continuidad y concretar la mayor cantidad de categorías». comenta Lambrecht.

La pandemia de COVID-19 a golpeado a los clubes que venían realizando trabajos de reclutamiento para concretar categorías formativas. Los más chicos fueron el grupo más difícil de retener para las instituciones, por lo que el desafío es doble, ya que hay que recuperar a los y las que se alejaron y a la vez, acercar a nuevas chicas al básquet.

«Estamos intentando recuperarnos de lo que fue un año muy difícil por los efectos de la pandemia. La realidad es que querríamos contar con más chicas en mini básquet, pero estamos trabajando para poder acercarlas al club, reclutando en la medida que nos deja la situación que estamos viviendo con respecto al virus», comenta Julián Turcato, entrenador de 9 de Julio.

«El trabajo más fuerte lo queremos volcar a las más chicas, de U15 para abajo que es la base de todo, en Primera División tenemos el equipo completo, pero tiene que ser primordial la concreción de las categorías más chicas para fortalecer la pirámide de la actividad».

Desde el proyecto institucional, que busca la integración positiva de 9 de Julio con el barrio, buscan mostrar a los diferente actores barriales las posibilidades que presenta desde lo social, educacional y formativo contar con un lugar adecuado para el desarrollo integrador de chicos y chicas. Por este motivo, el club está saliendo a mostrar el sin fin de posibilidades que brinda a la barriada.

«Para 9 de Julio el barrio es fundamental. En este sentido y de la mano del reclutamiento y el acercar el club a las diferentes instituciones barriales, vamos a realizar un trabajo con la escuela 22. Por el tema de la pandemia estamos esperando el momento adecuado para concretarlo. Nuestra intención es hacer una actividad recreativa con los alumnos y alumnas del colegio en conjunto con el club, los padres dirigentes o cualquier vecino que se quiera acercar para participar en nuestro centro de actividad física y salud», comenta Lambrecht

En los próximos días 9 de Julio lanzará su campaña de socios para abrir el club al barrio y la comunidad de Bahía Blanca, presentando todas la posibilidades que posee a los vecinos de la ciudad.

El reclutamiento de chicas para la práctica de básquet es una de las prioridades y en este sentido se está intentando acercarse a las instituciones escolares para informar y mostrar la actividad.

«La idea que tenemos es acercarnos a las escuelas aledañas al barrio para hacer visible el trabajo del club y así poder sumar la mayor cantidad de chicas posibles con el fin de consolidar las categorías más chicas. Tenemos un muy lindo grupo de U15, pero necesitamos sumar cantidad en las más chicas para que esto tenga continuidad». comenta Turcato.

LA PRIMERA EN BUSCA DE DAR EL SALTO

Corvalán

Corvalán es la carta de gol de 9 de Julio

El 2020 y el parate obligatorio por la pandemia cayó en el peor momento para las chicas de Primera División de 9 de Julio que habían cerrado un 2019 muy bueno. Tras el año de impase la pregunta obligada es saber cual es el siguiente paso para un conjunto que evoluciona a pasos agigantados.

«El 2019 fue un desafío para ellas porque cambiamos por completo la manera de jugar y eso nos llevó a perder por 20 o 30 muchos partidos. Por suerte se convencieron que el camino era ese para, a la larga, progresar en colectivo. La segunda parte del año fue muy buena, tuvimos un salto sustancial de juego y se notó en los resultados, más allá del último partido con Estrella, quedé muy conforme con el trabajo que realizaron» dice Turcato, entrenador de la Primera.

El último torneo clausura de Primera Femenino mostró a un 9 de Julio muy aplicado en defensa, que abrazó el pase como bandera y que complicó a los protagonistas de la categoría en varias oportunidades, incluso se coló en las semifinales, pero no pudo con uno de los cucos del torneo.

«Toca dar el segundo paso que es el más complicado. Este pasa por consolidad la idea de juego y agregar detalles tácticos que nos van a permitir progresar mucho más. Ponderar el juego colectivo e integrar a todas la jugadoras al sistema tiene que ser prioritario para de esta manera evolucionar en nuestro juego», cierra Turcato.

Con la vuelta del masculino se espera en los próximos días una reunión con los dirigentes para saber si se va a afrontar el torneo femenino en este 2021. mientras tanto, 9 de Julio sigue trabajando de manera ordenada para consolidar la actividad.

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de 9 de Julio