Seguinos

Especiales

50 aniversario: el retrato del ADN del básquet bahiense

básquet bahiense

Se cumplen 50 años de que Omar Morán retratara, la que es posiblemente, la foto más icónica del básquet bahiense.

La escena fue contada una y mil veces: la final del Provincial de mayores de 1970 ya estaba definida, Bahía aplastaba a La Plata, pero De Lizaso no había tenido una gran noche. Una conversión rompe el cero en la estadística y el grito del alma junto a su compañero de mil batallas fue capturado por el fotógrafo Omar Morán, que había sido enviado por el gráfico, para dar color a la nota de Osvaldo Orcasitas. El resto, es como se dice, historia.

LA FOTO DEL ADN DEL BÁSQUET BAHIENSE

Hemos tenido la suerte durante estos cincuenta años de escuchar a los protagonistas, al autor intelectual y material de la foto, al público presente en el lugar y demás. Ahora fuimos a interrogar a referentes del mundo del básquet y aquellos que fueron juez y parte del momento, para saber que sienten cuando ven la foto.

LOS PROTAGONISTAS

«No me costó nada elegir ‘mi’ foto, porque esa escena con el Negro de Lizaso la tengo grabada en todo el cuerpo… ¿Por qué es mi foto? Porque es el mejor testimonio (y no porque esté yo ahí) de cómo se siente el básquet en Bahía Blanca, de cómo lo queremos, de cómo nos hace vibrar. Por todo esto siempre hemos gritado cada doble como si fuera el último. Como éste, por ejemplo, aunque estuviéramos ganando 60 a 38 como en aquel momento. Ahora, mientras vuelvo a mirar la foto, me dan ganas de gritar otra vez». (Atilio José Fruet, fallecido el 23 de octubre de 2018).

“Además de un símbolo de una época gloriosa del básquetbol de Bahía Blanca, forjada junto al genial Alberto Cabrera, la foto refleja una manera de sentir el deporte. Por eso, a manera de hacer escuela, está en muchísimos clubes del país, como queriendo demostrar que, más allá de los personajes, la pasión debe estar siempre presente». (José Ignacio De Lizaso).

EL PERIODISTA

¿Por qué gana tan seguido Bahía Blanca? ¿Por qué permanece inconmovible en su sitial de número uno del básquetbol argentino? Por esto… Por esta fuerza avasallante del espíritu que vibra en Fruet y De Lizaso y que es patrimonio de todo el equipo. Porque el básquetbol se siente así. Como lo sienten los bahienses: en la sangre, en la piel, en el alma». (Epígrafe escrito por el periodista Osvaldo Ricardo Orcasitas (O.R.O.) cuando la fotografía fue publicada en la revista “El Gráfico”).

EL PÚBLICO

“Estaba aquella noche en la tribuna de Altense con un amigo, un escalón más arriba que dos simpáticas chicas y cuando se produjo aquella escena inolvidable nos abrazamos todos, conocidos y desconocidos. Después del partido las invitamos a tomar algo y la amistad que entonces forjamos terminó derivando en mi caso en el matrimonio que conformamos con Mabel hace 45 años. Guardo como un tesoro la página de “El Gráfico” que muestra esa imagen especial, que cada tanto desempolvo para fortalecerme en lo anímico y a la vez motivar al personal que tengo a cargo hablándole de lo que significa la mística para un equipo”. (Mario Rennier, bahiense radicado hace más de 30 años en Neuquén).

EL SITIO EN LA ABB

Oficina ABB

“Decidimos poner la foto en la oficina principal de la ABB, porque desde mi punto de vista representa el ADN del básquet bahiense. Ese momento es un fiel reflejo de lo que sentimos todas y todos en Bahía por el juego. No importa ir ganando o perdiendo, el básquet lo vivimos así con esa pasión y ese compañerismo reflejado en el gesto de Fruet apoyando a De Lizaso en un partido complicado para él”. (Marcelo Pallotti, presidente de la ABB).

LOS REFERENTES DEL PERIODISMO DE BÁSQUET

“50 años después de este notable acierto todavía exuda el viejo carácter de las mejores escuadras del básquetbol de la ciudad. Pero además revela el olfato especial de uno los profesionales de la fotografía deportiva como el flaco Morán, capaz de estar atento en un momento neutro del partido. Bahía Blanca ganaba fácil a La Plata como casi siempre en aquellos años y el asunto se veía definido, pero De Lizaso estuvo errático y recién a esa altura cerca del final logró anotar y lo festejó así con Fruet. Allí estaban músculo y carácter, y junto al talento de Cabrera cimentaron una época esplendorosa… inolvidable. ¡Qué placer recordar a partir de esta gran fotografía! (Rafael Emilio Santiago, periodista).

“Cuando vi por primera vez esa foto notable que registró Omar Morán en la cancha de Altense de Punta Alta yo tenía 11 años. Era muy chico y no vivenciaba el por qué, el significado de la fotografía. Con el paso del tiempo y cuando entré en el mundo del periodismo y me explicaron cual fue el motivo, cómo se produjo esa situación, habla a las claras de lo que significa el básquet en Bahía Blanca».

“El título de la foto a mi entender es “un sentimiento”, porque es el reflejo de lo que sentían los integrantes de la selección bahiense. Un partido que estaba definido, un De Lizaso que no tenía una gran noche, una conversión para no dejarlo en cero y ese festejo, con puño apretado, con las venas bien marcadas en el cuello de esos exponentes del básquet de la ciudad, muestran claramente de que manera se sentía y se siente el básquetbol aquí” (Juan Carlos Meschini, periodista)

(Agradecemos especialmente a Omar Morán por acercarnos varias de las declaraciones que se reflejan en este apartado).

Facebook

Seguínos en Twitter

Más de Especiales